10 músicos asesinos

música
| 6 Oct 2013

10 músicos asesinos

| 6 Oct 2013

El mundo de la música está lleno de escándalos y anécdotas increíbles. A veces a los músicos se les pasa la mano y hacen cosas inesperadas. Te presentamos diez músicos que perdieron la cabeza por un segundo (o por toda su vida) y asesinaron a alguien.

1. Keith Moon, baterista de The Who: La noche de 7 de enero de 1970, Moon salió con su esposa y su chofer de un pub en Hatfield. Cuando llegaron a su auto, una multitud los estaba esperando. Mientras el chofer se quedaba afuera para tratar de calmar a los fanáticos, Moon subió al asiento del conductor. El músico se puso muy nervioso y aceleró precipitadamente. Cuando casi alcanzaba la salida del estacionamiento, Moon se dio cuenta que el cráneo de su chofer, Neil Boland, estaba hecho pedazos bajo una de las llantas.

2. Jim Gordon, co-escritor de “Layla”: Gordon era un talentoso baterista que grabó con los Beach Boys, Joe Cocker, Alice Cooper y Eric Clapton. Con él co-escribió la famosísima canción “Layla”. Desde 1969 comenzó a padecer síntomas de esquizofrenia. Con los años las alucinaciones se agudizaron, en particular decía que la voz de su madre lo torturaba constantemente. Todo culminó en 1983, cuando la enfermedad lo había consumido y para “acallar las voces” asesinó a su madre real con varios martillazos en la cabeza y cuchilladas en todo el cuerpo.

3. Sid Vicious, bajista de Sex Pistols: Sid Vicious fue el símbolo del punk a finales de los años setenta. En 1978 conoció a Nancy Spungen, una groupie adicta a la heroína que trabajaba como stripper y prostituta. Ambos se enfrascaron en una relación cuyo signo primordial era el consumo masivo de drogas. La adicción a la heroína de ambos fue determinante para la ruptura de la banda. En el famoso hotel Chelsea, Sid y Nancy pasaron sus últimos momentos juntos. El 12 de octubre Nancy apareción tirada en el baño en ropa interior. En un primer momento se culpó a Vicious por la muerte de su amante, pues sus adicciones y la violencia entre ellos eran más que conocidos. Finalmente, no se pudo probar nada y el bajista murió apenas algunos meses después por una sobredosis.

4. Phil Spector, productor e inventor de la “Pared de sonido”: Spector fue un genio de la producción y “dueño” de la música en los años sesenta. Produjo Let it Be de los Beatles y varios discos de John Lennon y George Harrison, además de un disco de los Ramones y otro de Leonard Cohen. Tenía una afición por las armas y siempre cargaba una con él. En 2003 conoció a Lana Clarkson en un club de desnudistas, una actriz de películas Serie B. Lana acompañó a un muy alterado Spector (quizá borracho, quizá en drogas) a su mansión. Después de un rato, el productor salió diciento: “le disparé, le disparé…”, mientras Lana Clarkson estaba tirada en el sofá con un tiro en la boca.

5. David Koresh, músico y fanático religioso: Koresh era un guitarrista y compositor que se unió a una secta cristiana en Texas, EU. Poco a poco, su carisma lo llevó a la cima de la organización. Mientras él fue el líder, los rumores de abusos infantiles y tráfico de armas dentro de la institución se hicieron muy fuertes. Tanto así, que las autoridades federales estadounidenses se enfrentaron a la secta en 1993. Después de un violento enfrentamiento con armas de fuego que duró 51 días, los federales lograron entrar a las instalaciones de la secta, donde Koresh y 79 de sus seguidores estaban muertos.

6. Varg Vikernes, bajista de Mayhem: El black metal noruego está marcado por la historia de Varg Vikernes, bajista de la banda Mayhem. Se rumoraba que Vikernes era un skinhead antes de incursionar en el black metal de su país. También se jactó de haber provocado varios incendios en iglesias, pero cuando fue arrestado por ello no pudo comprobarse nada. A raíz de este escándalo, la tienda de discos de su amigo y compañero de banda Øystein “Euronymous” Aarseth tuvo que cerrar. Al parecer, cuando Varg fue a su departamento para hablar de un contrato tuvieron una intensa pelea. No queda claro lo que sucedió, el caso es que Euronymous fue encontrado con 23 puñaladas.

7. Joe Meek, compositor: Meek fue un productor y compositor con mucho éxito en los primeros años de los sesenta. Él fue responsable de muchos éxitos en el Billboard, y fue el primer británico en alcanzar el número 1 en Estados Unidos. No obstante, hacia el final de la década entró en una crisis creativa que lo dejó severamente deprimido y con muchas deudas por pagar. Tuvo varios problemas con la justicia y desarrolló tendencias paranoicas. En 1967 la casera Violet Shenton arribó a su casa y tuvieron una discusión. Meek sacó una escopeta que escondía debajo de la cama y le disparó. Más tarde, se disparó él mismo.

8. Charles Manson, cantante folk: El líder de la “Familia”, que ordenó los asesinatos de Cielo Drive en 1969, grabó un disco entre 1967 y 68 titulado Lie: The love and terror cult. Tuvo una relación de amistad muy intensa con Dennis Wilson, miembro de los Beach Boys, quien le presentó al productor Terry Melcher. Manson creía que Melcher iba a producir su disco y a impulsar su carrera musical, pero él nunca mostró un interés real. Una de las hipótesis sobre los asesinatos de Cielo Drive, donde Sharon Tate fue apuñalada con nueve meses de embarazo, es que se trataba de una venganza contra Melcher. Al parecer, la propiedad era del productor y la había rentado a Tate y a su esposo Roman Polanski. De ser así, la “Familia” asesinó a Tate por error.

9. Vince Neil, vocalista de Mötley Crüe: después de una exitosa gira con Ozzy Osbourne y Hanoi Rocks en 1984, el vocalista de Mötley Crüe organizó un campamento de fiesta en su casa, cerca de Redondo Beach. Vince Neil salió con su auto junto a su amigo Nicolas “Razzle” Dingley, baterista de Hanoi. Fueron a buscar más alcohol a una licorería, pero jamás regresaron. Al parecer, Neil estaba demasiado intoxicado y estrelló su auto. Como resultado, Razzle falleció.

10. Bobby Beausolei: Antes de unirse a la “Familia” de Charles Manson, Beausolei participó en varios proyectos musicales, como Grass Roots y The Orkustra. Después de que su carrera musical se acabara, conoció a Manson en L.A., mientras vivía con su amigo Gary Hinman. Ambos les vendían ácidos a miembros de la “Familia”, quienes terminaron descontentos por el producto que compraron y exigieron la devolución de su dinero. Hinman se negó a regresar el dinero y el mismo Manson le cortó la oreja como advertencia. Un par de días después, Manson ordenó a Bobby y a un par de sus seguidoras que asesinaran a Hinman. Beausolei mató a su compañero y amigo con una almohada.

*Vía Oddee