alcalde izucar banda1

Y en Puebla, alcalde perredista usó banda presidencial para dar “el Grito”

noticias
| 18 Sep 2014
alcalde izucar banda1

Y en Puebla, alcalde perredista usó banda presidencial para dar “el Grito”

| 18 Sep 2014

Antes de que Miley Cyrus pusiera de moda la profanación de los símbolos patrios, ya un alcalde poblano había tomado la delantera… bueno, él y otros políticos que se pasan por el “arco del triunfo” leyes, símbolos y demás elementos que representan y defienden la nación.

Pero bien, en Izúcar de Matamoros, el ejecutivo local tuvo a bien sentirse presidente por un día y durante la celebración del tradicional Grito de Independencia salió al balcón de la casa de gobierno ataviado con la banda presidencial, hecho que representa una violación al artículo 34 de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional, el cual reza que: “La Banda Presidencial constituye una forma de presentación de la Bandera Nacional y es emblema del Poder Ejecutivo Federal, por lo que sólo podrá ser portada por el Presidente de la República…”.

alcalde izucar banda

Aunque usurpó por un ratito el lugar de Peña Nieto, de menos se puede decir que Manuel Madero González –nombre del alcalde– lo hizo de “manera correcta”, ya que el artículo 35 de la mencionada ley establece que “El Presidente de la República portará la Banda Presidencial en las ceremonias oficiales de mayor solemnidad, pero tendrá obligación de llevarla (…) En la conmemoración del Grito de Dolores, la noche del 15 de septiembre…”

Durante la ceremonia en la que estuvo acompañado por su esposa, doña Carmelita Lezama de Madero, el perredista portó la banda, además de no quitársela ni para sacarse fotos con sus colaboradores. Grave error, ya que precisamente las fotos que luego procedió subir al Facebook del gobierno de Izúcar de Matamoros, fueron las que lo echaron de cabeza.

Además de recibir recomendaciones para ya bajarle tantito a los tamales y así no hacer sufrir al pobre botón de su saco, el perredista podría ser sancionado directamente por la Secretaría de Gobernación, que considerará cuál fue la gravedad de la infracción y determinará la posible multa que puede llegar a ser de hasta 250 salarios mínimos… o meterlo al bote por 36 horas.

*Vía Proceso