25 de los mejores álbumes dobles de todos los tiempos

música
| 24 Feb 2015

25 de los mejores álbumes dobles de todos los tiempos

| 24 Feb 2015

Finalmente el día llegó y hoy el Physical Graffiti de Led Zeppelin cumple 40 años de su lanzamiento. Sobra decir que el disco es una más de las obras maestras de los británicos y uno de los álbumes dobles más importantes de todos los tiempos. Como ya lo señaló Jimmy Page en la entrevista exclusiva que les trajimos por aquí, el álbum estuvo inspirado a su vez por otros álbumes dobles que habían aparecido antes o en el momento que lo estaban grabando, lo cual nos da buen pretexto para revisar algunos los mejores en este formato.

Bob Dylan – Blonde on Blonde (1966)

dylan

De los primero álbumes dobles de la historia del Rock. Bob Dylan se encuentra en su mejor momento como compositor, tanto en sus letras como en la música pues lo acompañaban The Hawks, gran grupo conformado por cuatro canadienses y un gringo, que después se convertirían en The Band. Todos los tracks se han convertido en clásicos de la carrera del maestro Zimmerman. Sin desperdicio alguno.

The Mothers of Invention – Freak Out! (1966)

mothers

El demente bigotón Frank Zappa y su banda de truhanes debutan a lo grande con un álbum doble, siendo el primer álbum debut de su tipo. Un bizarro concepto que amalgama la música vanguardista, el Rock, cosas de Doo Woop y algunas trazas de la psicodelia que Zappa tanto aborrecía. Si andan en busca de algo diferente, este álbum puede caerles como un balde de agua fría, más bien heladísima.

The Beatles – White Album (1968)

beatles

Polémico desde su concepción hasta su portada completamente en blanco. Criticado por muchos por contener “demasiada información”. El grupo estaba ansioso por deshacerse del material que habían acumulado en su viaje a la India con el Maharishi, para poder hacer más rolas. “Yer Blues”, “Helter Skelter”, “While My Guitar Gently Weeps” son sólo algunos de los himnos contenidos en esta gran obra.

The Jimi Hendrix Experience – Electric Ladyland (1968)

hendrix

Ya desde la portada este álbum marcaría el fin del grupo original (los cuales por cierto todos han fallecido ya). Se debe destacar el gran trabajo del ingeniero Eddie Kramer, quien por fin supo transcribir las ideas que Hendrix quería plasmar. Un álbum experimental y con enormes temas como “Crosstown Traffic”, “Voodoo Child” y la soberbia interpretación de “All Along the Watchtower” original de Bob Dylan.

The Who – Tommy (1969)

who

El primer álbum conceptual y el primer doble para The Who. Influenciado también por la filosofía oriental del señor Meher Baba, Pete Townshend trató de plasmar sus enseñanzas narrando la historia de un muchacho ciego, sordo y mudo, sus relaciones familiares y experiencias de vida.

Captain Beefheart and His Magic Band – Mask Trout Replica (1969)

captain

El mundo no estaba preparado para un álbum como este en 1969. Una propuesta vanguardista, demente y experimental que sólo al paso de las décadas logró alcanzar un estatus de culto. Si no pregúntenle a los The Mars Volta cómo los influyó este disco. Producido por Frank Zappa y lanzado en su propia disquera, Straight Records.

Miles Davis – Bitches Brew (1970)

miles

La fusión perfecta entre el Jazz y el Rock, Miles Davis de nuevo llegaba a cambiar el curso de la música para siempre. Sólo seis tracks en un álbum doble, demasiado adelantado a su tiempo y que por la misma causa se sigue sintiendo vigente a pesar del paso de los años. Además fue la plataforma para que los músicos que lo acompañaron, (Joe Zawinul, Wayne Shorter, Airto, John McLaughlin, Chick Corea, Jack DeJohnette, Dave Holland, Don Alias, Bennie Maupin, Larry Young y Lenny White) saltaran a la fama por sus proezas Por cultura general, una pieza que debe ser escuchada con toda la atención que nos faculte el cuerpo.

The Allman Brothers Band – Live at Fillmore East (1971)

allman

A pesar de que los ejecutivos de la disquera se negaban a la idea de lanzar un álbum doble, pues se les hacía ridículo que el grupo quisiera conservar íntegros los jams extendidos de rolas como “Whipping Post” e “In Memory of Elizabeth Reed”, en cuanto las ventas comenzaron a subir desde su lanzamiento, pronto cambiaron de opinión. Sólo siete temas, pero una clase magistrar de Rock sureño.

The Rolling Stones – Exile On Main Street (1972)

stones

Grabado durante la huída de Sus Satánicas Majestades a Francia para evitar que el gobierno británico les embargara sus propiedades por evasión de impuestos, el disco es el resultado de interminables sesiones de excesos y jams en el sótano de la casa de Keith Richards. Si no te atrapa desde que comienza con “Rocks Off” seguro tu onda no es el Rock.

Todd Rundgren – Something/Anything (1972)

todd

Un gran álbum de uno de los compositores y músicos más talentosos y menospreciados de la historia. Disco que en palabras de Todd fue propulsado con la ayuda del Ritalín y la marihuana, drogas que lo hacían componer canciones a una velocidad vertiginosa. Este sería el último álbum de un Rock más estandarizado antes de que Rundgren se contagiara del virus del Rock Progresivo y se fuera por la vena más experimental. “Hello It’s Me” y “I Saw the Light”, con ese par de tracks se quedarán cautivados.

The Who – Quadrophenia (1973)

who2

La historia de dolor adolescente del mod Jimmy en busca de su lugar en el mundo. Un álbum compuesto completamente por Pete Townshend, cuyo impacto sería tal, que pronto se convertiría en película y con ello renacerían los mods británicos en los 70.

Genesis – The Lamb Lies Down on Broadway (1974)

genesis

El último álbum en el que participaría Peter Gabriel. Un magistral álbum conceptual  en el que nos cuentan la historia de Rael, de quien nos hacen creer está en busca de su hermano John, y al final nos damos cuenta de que en realidad está buscando algo de sí mismo que creía perdido (historia influenciada en gran medida por la película de Jodorowsky, El Topo).

KISS – Alive! (1975)

kiss

El álbum que inició el camino del éxito del cuarteto de las caras pintadas. Aunque ya habían tenido tres álbumes previos, ninguno de ellos lograba capturar la fuerza y vitalidad de sus presentaciones en vivo. Este disco, con sus respectivas “ayudaditas” en el estudio, y fue el primer éxito de ventas de la banda, para deleite de Gene $immon$.

Peter Frampton – Frampton Comes Alive! (1976)

Peter Frampton

Hasta el día de hoy este disco es considerado uno de los más vendidos de la historia del Rock en Estados Unidos (más de 11 millones de copias). ¿Qué tiene de especial? Una gran manufactura de canciones, un Rock bastante “amable” pero con suficiente garra para atraparnos y la soberbia ejecución de Frampton en la guitarra, uno de los músicos más respetados del mundo.

Stevie Wonder – Songs in the Key of Life (1976)

stevie

El último álbum de Stevie Wonder antes de que diera el paso a su etapa más comercial. Si lo escuchan con atención podrán notar de dónde han sacado su estilo todos los “artistas” de R&B y Hip Hop bling-bling de hoy en día. No se vayan con la finta, también tiene estupendos tracks de Funk Rock como “I Wish” y “Sir Duke”.

Thin Lizzy – Armed and Dangerous (1978)

thin

En la cima del éxito de su álbum Bad Reputation, Phil Lynott tuvo la idea de lanzar un álbum en vivo, aunque hay versiones que sugieren que casi el 75% del álbum fue grabado en el estudio y otros que claman lo contrario. Como sea, es un gran placer escuchar la estupenda voz y bajo de Lynott, y las extraordinarias guitarras de Scott Gorham y Brian Robertson. Rock en su forma más esencial y pura.

Pink Floyd – The Wall (1979)

pink

La histeria y traumas de Roger Waters a todo lo que daban. Un álbum “redondo” que en sus 14 temas a la vez que cuenta la historia de Pink (una mezcla de Waters y Syd Barrett) y su descenso gradual a la locura, también hace una severa crítica a la sociedad de consumo, la guerra y los gobiernos totalitarios. Escúchenlo de principio a fin, sin interrupciones, para sentir todo el poder de esta obra maestra.

The Clash – London Calling (1979)

clash

El gran álbum de The Clash el cual se apropia de la actitud  y mística del Punk para transportarla al ámbito del Rock, de la mano de una gran variedad de estilos que consideraban hermanados como el Ska, el Reggae, el Rockabilly y hasta el Jazz.

Fleetwood Mac- Tusk (1979)

fleet

Literalmente el álbum del millón de dólares, que fue lo que costó grabarlo (además de los “gastos de producción”, o sea alcohol y cocaína). El trabajo de guitarras de Lindsay Buckingham es magistral. Aunque se le compara con el “Álbum Blanco” de los Beatles por ser una especie de compendio de trabajos individuales de sus principales compositores (Buckingham, Stevie Nicks y Christie McVie), permanece como uno de los favoritos de los fans de Fleetwood Mac.

Iron Maiden – Live After Death (1985)

maiden

El disco que captura la gira más ambiciosa de Iron Maiden hasta el momento, promocionando el álbum Powerslave. La calidad y energía emanada por las bocinas (ayudada por las imágenes de los shows al interior del disco) hacían sentir al escucha de la etapa cavernaria antes del Internet como si estuviera en el concierto. Estupenda portada de Derek Riggs como siempre.

The Cure – Kiss Me Kiss Me Kiss Me (1987)

cure

Robert Smith y compañía se encontraban en la cima del éxito y este álbum sólo vino a consolidar su reputación como uno de los mejores grupos de los 80. “Just Like Heaven”, “Catch”, “If Only Tonight We Could Sleep”, “Why Can’t I Be You”, “Hot, Hot Hot!!!”, todas están aquí. ¿Quieren más razones para que forme parte de su acervo musical?

The Smashing Pumpkins – Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995)

smashing

Contra todos los pronósticos, Billy Corgan le cerró la boca a sus detractores y a quienes le aconsejaban no hacer un álbum doble en pleno reinado del Grunge/Alternativo, pues ello representaba un “suicidio comercial”. Vendieron más de 5 millones de copias y fueron nominados para 7 Grammys incluyendo álbum y canción del año por el hit “1979”. Para muchos la obra cumbre de los originales Pumpkins que a partir de aquí nunca más volverían a ser los mismos.

Sonic Youth – Daydream Nation (1998)

sonic

Thurston Moore, enrachado en la composición de temas, se clavó tanto que acabó creando un álbum doble en el cual gastaron 30 mil dólares en el estudio. No sabemos si los resultados avalen la cantidad, pero sí estamos seguros que es referencia de muchas bandas Indie/Shoegaze/Post-Punk que hoy en día curten sus quehaceres con los sonidos de este trabajo.

Nine Inch Nails – The Fragile (1999)

nin

Luego del gran éxito de The Downward Spiral, Trent Reznor no afloja el paso y lanza un contundente golpe con este aún más oscuro álbum, que vendió más de dos millones de copias. Un disco agreste, ruidoso, agresivo y depresivo para quienes gustan de despeñarse en estos parajes sombríos.

Arcade Fire – Reflektor (2013)

arcade

De los pocos buenos álbumes dobles contemporáneos. En tiempos de la hiperconectividad e inmediatez que derivan en el olvido y la falta de atención, fue una gran osadía por parte de The Arcade Fire lanzar un disco doble que requiere más atención que un par de sencillos pegajosos. Influenciados por la música haitiana, el álbum marca una evolución en el sonido de la banda y gran éxito que probablemente sea difícil de superar.

@ivannieblas