Fue hace 48 años que el Sgt. Pepper’s cambió todo

música
| 1 Jun 2015

Fue hace 48 años que el Sgt. Pepper’s cambió todo

| 1 Jun 2015

En un día como hoy pero de 1967 los Beatles cambian la historia de la música una vez más cuando lanzan a la venta su histórico álbum Sgt Pepper’s Loney Hearts Club Band.

¿Será éste el mejor álbum de todos los tiempos? Lo han alabado por todo, desde su portada la cual ha sido, analizada, desmenuzada y parodiada millones de veces, pasando por sus innovadoras técnicas de grabación y producción. Muchos alegan que Revolver o Abbey Road tienen mejores canciones por ejemplo. Sin embargo hay que acotar el hecho de que los Beatles llegaron a un punto máximo de composición, concepto y además tuvieron la gran fortuna de lanzarlo en el justo momento en que la explosión de los hippies y el flower power brotaba en todo el mundo.

Literalmente voló la mente de toda la juventud ya inmersa en el LSD, la marihuana y demás drogas alucinantes. Y al mismo tiempo les dio a entender que iban por el buen camino, ya que los mismísimos Beatles, estaban en la misma sintonía que ellos, no fue un trabajo premeditado para capitalizar el boom de la psicodelia.

Los Beatles se habían retirado de las giras y conciertos un año atrás. A pesar de haber grabado Revolver con nuevas técnicas y claros deseos de experimentar, el grupo sobrepasaría todas las expectativas con éste álbum, que se convertiría conceptualmente en un “concierto” de los Beatles, imaginado como si la banda estuviera tocando en un parque al aire libre, convertidos en una banda hippie al estilo de San Francisco, con un largo nombre loco y varios “actos” que los acompañaban.

beatles2

¿Qué se puede decir de este icónico álbum que no se haya dicho ya infinidad de veces? “When I’m Sixty Four” fue la primera canción que se grabó del álbum, un tema al estilo vaudeville que Paul McCartney había desarrollado desde los días cuando tocaban en Hamburgo y desempolvó en 1966 cuando su padre justamente cumplió 64 años.

“Lucy In the Sky With Diamonds”, inspirada por un dibujo de Julian Lennon, el hijo de John, la cual fue acusada de promover el consumo de LSD por su alucinante letra (que pintaba un paisaje de cielos de mermelada, taxis de papel periódico, porteros de plastilina y chicas de ojos caleidoscópicos) y la inteligentísima deducción de que las siglas del título daban la clave de su origen lisérgico.

George Harrison, cuyo corazón aún se encontraba profundamente en la India, aportó el track “Within You, Without You”, la cual fue compuesta e interpretada en su totalidad sólo por George y una orquesta de músicos británicos e hindús.

“Being for the Benefit of Mr. Kite”, es la locura de Lennon quien construyó la canción con los títulos de un viejo póster de circo que tenía. Ringo tiene su momento estelar cantando fabulosamente “With a Little Help From My Friends” (con grandiosas líneas de bajo de Paul), personificando al cantante ficticio Billy Shears.

“Fixing a Hole”, “Getting Better” y “Lovely Rita” son tres grandes temas Pop, evidentemente de Macca. Ni hablar de la absurda “Good Morning, Good Morning” inspirada en un comercial de cereal y cuyo final tiene un collage de sonidos de animales ordenados a modo que un animal más grande pudiera aterrorizar al primero que se escucha.

“She’s Leaving Home” escrita y ejecutada por Paul y John con arreglos orquestales de George Martin, le tocó el corazón a cientos de chicas hippies en plena era de la liberación femenina y muchas se fueron de casa inspiradas por su letra. El rocanrolero tema que da nombre al álbum y su llamado reprise, son una muestra del poder de la voz de Paul, queriendo sonar como Little Richard al máximo.

Obviamente la joya de la corona es “A Day In the Life” una apoteósica canción, la cual incluye un “orgasmo de sonido” provisto por una orquesta tocando un clímax sonoro que hoy en día se mantiene como una de las máximas innovaciones en el arte musical.

beatles4

El álbum pudo tener matices e impacto muy distintos si se hubieran incluido dos canciones fundamentales que fueron grabadas con anterioridad durante este mismo periodo: “Strawberry Fields Forever” y “Penny Lane”.

Hubo otras dos canciones grabadas por Harrison durante estas sesiones, las cuales fueron eliminadas por Paul para meter el mencionado reprise: “It’s All Too Much” y “Only a Northern Song”, su amarga queja justamente por la hegemonía de Lennon y McCartney a la hora de repartir los tracks en los álbumes.

Otra cosa sorprendente es que la mezcla original del álbum fue hecha para sonar en Mono, no en Estéreo (lo cual entonces era considerado algo para locos porque “arruinaba el sonido”), sin embargo si escuchan la mezcla Estéreo en una sola bocina por vez, podrán escuchar el álbum como nunca antes y descubrir cosas que quizás jamás habían notado.

¿Y qué tal el collage de locura al final del álbum, que incluso trae un microtono sólo audible para los perros? Y toda esta maravilla de álbum fue grabada en sólo cuatro tracks (en una consola hoy propiedad de Lenny Kravitz), sin ediciones digitales, en cinta física.

Si no lo consideran el mejor, sí es uno de los álbumes más interesantes de la historia de la humanidad.

@ivannieblas