Chromeo cierra el Corona Capital como se debe: bailando

música
| 23 Nov 2015

Chromeo cierra el Corona Capital como se debe: bailando

| 23 Nov 2015

No sé cómo logramos aguantar hasta Chromeo. Ustedes jóvenes empedernidos parece no costarles trabajo, pero este pobre redactor, que anduvo de escenario a escenario para lograr ver el mayor número de actos, entró casi arrastrándose en la carpa Claro Música Tent para ver el cierre del Corona Capital a cargo del dúo canadiense.

Me pareció interesante la manera en que el Corona Capital cerró su edición, con dos actos meramente electrónicos, algo que indudablemente hizo salir despavoridos a los más “rockeros” quienes terminaron extasiados con Pixies y Primal Scream. Por un lado Calvin Harris abarrotó el escenario Corona con múltiples luces, pantallas, humo y todas esas cosas locas que la verdad sólo me hicieron dar vuelta y dirigirme mejor a Chromeo -buena decisión-.

La carpa Claro Música Tent se encontraba llena, a pesar de ser un escenario relativamente pequeño, se pudo disfrutar plenamente de una buena sesión de baile. Afortunadamente el escenario fue adecuado con buen equipo de audio que enmarcó toda la carpa con un nítido sonido.

Y ahí se encontraba el dúo, a la izquierda David 1 que frenéticamente se movía por el escenario junto a su guitarra, y de lado derecho P-Thugg, detrás de sus sintetizadores. Unas lindas piernas femeninas servían como base de sus múltiples sintetizadores y TODA la noche no dejaron de hacer bailar al público.

La verdad es que la mezcla de texturas con elementos meramente electrónicos junto a guitarras, bajos, baterías y voces hace su show especial, de hecho ahí recae la particularidad en su música, el sonido es más natural y profundo, algo que destaca indudablemente por el show que traen vivo, lleno de energía y empatía con los asistentes, saben que nos hacen bailar y quieren hacernos sudar.

Canciones como “Jealous (I Ain’t With it)” y “Fancy Footwork” fueron las encargadas en hacer retumbas el suelo con más de 5 mil asistentes bailando al mismo tiempo. Muchos bailaban en grupos, otros frenéticamente inventaban coreografías, no faltaba el borracho que siempre se la pasa silbando al ritmo de la música, pero… bueno, el fin era el mismo: despedir el Corona Capital bailando.

Chromeo siempre destaca en vivo, lo tienen calculado y la ejecución con sus instrumentos es tan sublime que no les cuesta llevar de la mano a los asistentes a diversas sensaciones. Sabemos que si los vamos a ver la pasaremos bien y siempre bailando. A mí parece un show mejor que el de Calvin Harris, no por el show de luces, visuales, humos y esas cosas, sino por lo que realmente importa: la música.

A pesar de ser el último acto, y que la gente ya se encontraba agotada, sirvió muy bien para dar cierre al festival; celebrado, principalmente, por los asistentes más jóvenes que jamás quieren terminar la fiesta.

Muy a mi punto de vista fue mejor cierre que Calvin Harris, pero no superó el cierre del primer día a cargo de Porter Robinson, que si hablamos de los actos meramente electrónicos él se lleva los aplausos.

CC15 sop -35 CC15 sop -36 CC15 sop -37 CC15 sop -39 CC15 sop -40