Disminuye Banxico expectativa de crecimiento, pero Hacienda mantiene pronóstico

noticias
| 24 Nov 2016

Disminuye Banxico expectativa de crecimiento, pero Hacienda mantiene pronóstico

| 24 Nov 2016

¿El efecto Trump o simplemente el remate de un no muy buen año para la economía nacional? Puede que las dos, el caso es que siguen metiéndole tijera a las expectativas de crecimiento del país y, para darnos una idea de cómo se viene el próximo 2017, el Banco de México redujo la expectativa de crecimiento, ajustándola a un nivel de entre 1.8 y 2.3% cuando, anteriormente, estaba entre 1.7 y 2.5%.

Bueno, al hacer el triste anuncio, el encargado del Banxico, Agustín Carstens, sí pudo echar culpas de esta nueva reducción. ¿Quién más sino ese pelos de ardilla muerta? La causa, entre muchas otras, es el “resultado del proceso electoral llevado a cabo en Estados Unidos”.

carstens

Sin embargo, pese a que lo dicho por el exagerado de carnes fue confirmado en las cuentas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el cual dio a conocer que en el tercer trimestre del año se desaceleró la economía, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no se baja de la idea de que el desempeño de la economía no está tan mal como parece.

Mientras que Banxico ya bajó las expectativas de este año (y en consecuencia las del 2017), la secretaría a cargo de Meade no le ha bajado a sus números, alegando que hasta ahora “no tenemos ningún elemento que nos haga, hoy por hoy, pensar en una posición distinta respecto de la expectativa de crecimiento de este año”.

carstens-meade

Pese a la volatilidad, a la incertidumbre que se vive en los mercados, así como las tristes expectativas que deja este 2016 que iniciará negro (bueno, naranja) con la llegada de Trump a la Casa Blanca, la subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, anunció que “las expectativas, por lo pronto, se mantienen como las planteamos”.

En lo que los de Hacienda ven la dura realidad, Carstens ya comenzó a dar consejos para que el próximo año la economía del país medio levante. Nada radical ni fuera del otro mundo. Simplemente “la aplicación más efectiva y más acelerada de las reformas estructurales”. ¿Y ya con eso? Bueno, tampoco es una varita mágica, pero sí podrían representar un mayor crecimiento en menor tiempo.