Ahí pa’ la otra: diputados aplazan discutir la propuesta #SinVotoNoHayDinero

noticias
| 24 Mar 2017

Ahí pa’ la otra: diputados aplazan discutir la propuesta #SinVotoNoHayDinero

| 24 Mar 2017

Eso de reducir los ingresos como que no les late mucho a los legisladores (por ahora), así que decidieron aplazar la discusión de la propuesta que pretende repartir el dinero a los partidos políticos no con base en el padrón electoral, sino en el número de votos que reciban. A ver si así le echan más ganas para convencer y para continuar con el favorecimiento del electorado.

Diputados decidieron que mejor “para despuesito” se discutirá la propuesta #SinVotoNoHayDinero, la cual les podría representar una reducción de hasta el 50% al financiamiento que reciben los partidos políticos que representan (ahh, no, supuestamente los diputados representan a la ciudadanía).

Lo anterior no quiere decir que se desprecie lo impulsado por el diputado independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto, si no que la Comisión de Puntos Constitucionales ni ha leído el proyecto  formará un grupo especializado que se encargará de revisar las propuestas de reforma.

Según reporta El Universal, el presidente de la comisión  dictaminadora, Guadalupe Acosta, admitió que el dictamen todavía no cuenta con el respaldo de las dos terceras partes de los votos que se necesitan para una reforma constitucional. Sin embargo, confió en que antes de que concluya el periodo de sesiones se tendrá.

Al saber del aplazamiento, Kumamoto se mostró confiado, ya que todos los partidos políticos dijeron “que estaban de acuerdo, que les latía y que estaban de acuerdo con la reducción”, … pero bueno, de decirlo al aire a asentarlo en las votaciones, hay una pequeña distancia.

La Propuesta de Kumamoto es hacer que el dinero que reciban los partidos políticos dependa del número de personas que convencen para votar: se cambiaría la fórmula con la que se distribuyen los ingresos. Así, en lugar de multiplicar el padrón, se multiplicaría la votación valida emitida por el 65% de una Unidad de Medida y Actualización (UMA). Con esto, si los partidos siguen en las mismas y no se esfuerzan para invitar al electorado a ir a las casillas, habría un ahorro de más del 50%.

Por ejemplo, si en el 2015 se hubiera contado con esta fórmula de repartición de ingresos, los partidos sólo hubieran recibido mil 800 millones de pesos… en realidad se les otorgó (más bien se otorgaron) 4 mil millones.