Spoon: la segunda noche de una íntima y minimalista residencia

música
| 20 Abr 2017

Spoon: la segunda noche de una íntima y minimalista residencia

| 20 Abr 2017

Texto: Abraham Huitrón
Fotos: Miguel Lozano

El seco golpe de la batería, más la distorsión en la guitarra, acompañada del envolvente sonido de los sintetizadores, penetra en nuestros oídos y retumba en las paredes del enorme rectángulo que es el Foro Indie Rocks! Big Big Love está sobre el escenario, y entendemos por qué los eligieron como el acto abridor de este show, son un escándalo bien dirigido.

Una salida sin rodeos, directo a la música. Britt Daniel y su esbelta y alta figura sobresalen entre todos, mientras el seco golpe en la batería de “Do I Have to Talk You Into It” resuena en todo el lugar. Es como un loop que se repite una y otra vez, acompañado de una distornionada voz, un ejemplo de por qué muchos han catalogado a su música como minimalista. El lugar está lleno y la gente se levanta de su letargo, todos dejaron el patio para entrar a ver el show de Spoon.

Parece muy temprano para que suene su canción con más streamings en Spotify, pero en “Inside Out” Britt deja su guitarra por un momento para acercarse a la gente y cantarles con una sonrisa en el rostro, que se dibuja después de que le regalan una ovación y levantan sus manos para saludarlo ¿El sonido mejoró o es nuestra imaginación? Hay algunas señales del rebote que reinó durante el acto abridor, pero ahora se escucha muchísimo mejor.

Es el segundo de los tres shows de Spoon, una residencia con conciertos más íntimos, ¿pero qué demonios significa que es íntimo? No es que hagan versiones acústicas o que veamos un show diametralmente opuesto a un concierto regular, en realidad sólo significa que todos estamos más cerca del otro. Las dimensiones del foro, la distancia que separa a la banda con el púbico, y lo apretujados que estamos, pero esta cercanía nos hace estar aún más inmersos con la música, es imposible que cualquier cosa que suceda sobre el escenario pase desapercibido. Eso es intimidad.

Spoon

Las canciones suenan una tras otra, no hay pausa. La banda está levemente iluminada sobre el escenario. No importa si no los alcanzas a ver bien porque además todos los integrantes de Spoon están vestidos completamente de negro, porque vaya que sí los escuchamos. Britt sobresale entre todos, se mueve a placer de un lado a otro sobre el escenario, apunta con la guitarra hacia el cielo, como si quisiera despegarla de su cuerpo, y después la suelta para cantar con el micrófono en la mano. “Muchas gracias Ciudad de México”, son las primeras palabras que le dedica a la audiencia antes de tocar el primer clásico de la noche, “Don’t You Evah”.

Britt le pregunta a Alex Fischel cómo se siente, ya que hoy estuvo enfermo, y él responde que está al 100 por ciento, y la gente es la culpable. Dentro del foro parece que los asistentes se dividen en dos: al frente todos están brincando, cantando y levantando las manos, pero atrás lo viven de forma más tranquila, con vasos en las manos, o guardando un momento del show en sus celulares, entrando y saliendo del lugar.

La sorpresa de la noche es la distinta, y al mismo tiempo bella, versión de “The Underdog” sin trompetas, que únicamente sustituyen con guitarras y las palmas y el canto de la gente que sorprende a la propia banda, que nos deja cantar a placer mientras observan atento y dicen: “muy bien”.

El cierre ya está cerca, el tiempo ha pasado volando. Como era de esperarse, en el setlist reinan las canciones de sus dos últimos discos, pero con algunas agradables sorpresas. Llega el encore, el regreso es melancólico con “I Ain’t the One”, seguida de “First Caress”, y para el gran final volvemos al minimalismo: “Small Stakes”, ahora es el loop de los sintetizadores que gira dentro de nuestras cabezas, mientras sólo alcanzamos a escuchar a Britt Daniel decir a manera de despedida,

“Gracias Ciudad de México, nos vemos mañana en la noche”.










Setlist

Do I Have to Talk You Into It
Inside Out
Hot Thoughts
WhisperI’lllistentohearit
Don’t You Evah
The Beast and Dragon, Adored
I Saw the Light
Rent I Pay
Can I Sit Next To You
Do You
I Turn My Camera On
The Underdog
Chicago at Night
Rainy Taxi

Encore:

I Ain’t the One
First Caress
Small Stakes