Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes: una entrevista con Elena Favilli y Francesca Cavallo

cultura
| 25 May 2017

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes: una entrevista con Elena Favilli y Francesca Cavallo

| 25 May 2017

Por Karen Villeda

“Y vivieron felices para siempre”. ¿Apoco? Todas hemos crecido con historias que nos repiten este final ad nauseam. Y también con estereotipos sexistas —los verdaderos villanos— que rondan peligrosamente en nuestras cabezas. Y no son solamente los cuentos de hadas de los hermanos Grimm. La Universidad de Florida realizó un análisis comparativo de los libros infantiles que han sido publicados entre 1900 y 2000. Cada uno de estos libros tiene al menos un personaje masculino y en el 37% no hay ningún personaje femenino que hable.

La transmisión (ya ni tan sutil, sino directamente agresiva) de estos lugares comunes, donde a las mujeres se nos invisibiliza porque los atributos masculinizados son lo máximo, contribuyen a la misoginia. Lo que imaginamos a partir de estas lecturas es un mundo hipersexualizado donde tus oportunidades como mujer están reducidas a un solo papel: eres tan frágil que necesitas ser rescatada. Entonces llega el príncipe azul que es alguien guapísimo, con lana, inteligente, fuerte y sumamente encantador. (Ojo: si eres lesbiana, bisexual o pansexual como Miley Cirus, ese mentado príncipe puede ser una mujer a la que le cuelgas la medallita). ¡Ya la hicimos! Viviremos felices para siempre, como en una película clásica de Disney. El príncipe azul cubrirá todas y cada una de nuestras necesidades humanas según la pirámide de Maslow (las básicas, las de seguridad y protección, las sociales (afiliación), las de estima (reconocimiento), y ¡hasta las de autorrealización! Este todopoderoso y omnipotente ser es lo que necesitamos en la vida. Entonces, ¿por qué no dejamos de preguntarnos si eso es lo único? Pues no. Claro que hay más: el príncipe es de ese tono azulado porque está más que congelado en nuestras cabezas y, por lógica, debería estar muerto en la vida real.

Nos urge cambiar la narrativa en una región como América Latina, donde ocurren más de la mitad de los feminicidios del mundo como afirma la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Este organismo reveló que diariamente 12 mujeres son víctimas de  feminicidio y que las relaciones de pareja son la forma más dramática de violencia contra la mujer. Es decir, cada dos horas una mujer es asesinada por su género.

Las editoriales argentinas Chirimbote y Sudestada lanzaron en conjunto Antiprincesas, una serie de libros escritos por Nadia Fink, que tiene como protagonistas a mujeres latinoamericanas chingonas. La primera entrega es sobre Frida Kahlo y la segunda aborda la vida de Violeta de la Parra. Juana Azurduy, quien luchó por la independencia de Bolivia, será la heroína del tercer libro de esta colección.

Esta descolonización cultural aparece también en Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes de Elena Favilli y Francesa Cavallo que, a la fecha, ha sido el libro con mayor microfinanciación colectiva (crowdfunding). La petición inicial en Kickstarter ascendía al monto de $40,000 dólares para poder imprimir los primeros mil ejemplares, ¡y más de un millón de dólares de patrocinadores de más de setenta países fue recaudado! Este libro se traducirá a 26 idiomas este año y ya lo tenemos en México. En él aparecen cien mujeres que “[i]ndependientemente de la importancia de sus hallazgos, la audacia de sus aventuras o el alcance de su genio, con frecuencia las subestimaron, olvidaron y hasta borraron de la historia”. Acompañadas de su respectiva ilustración realizada por mujeres artistas, encontramos a mujeres de carne y hueso de todas las épocas que han triunfado como Hatshepsut, faraona del Antiguo Egipto, Ada Lovelace, la primera programadora, Manal al-Sharif, quien lucha por los derechos de las mujeres en Arabia Saudita, Matilde Montoya, la primera mujer médico en México, las hermanas Mirabal, opositoras del régimen dictatorial en República Dominicana, la gimnasta Simone Biles, campeona olímpica, las cholitas escaladoras, alpinistas de Bolivia, y muchas otras más.

En sopitas.com tuvimos la oportunidad de entrevistar a las creadoras de este fabuloso e imprescindible libro que luchan por “un mundo en el que el género no definirá el tamaño de nuestros sueños ni la distancia que podemos recorrer”.

Karen Villeda: ¿Pueden contarme cómo surgió la idea de este libro y por qué ambas se decidieron a hacerlo?

Francesca Cavallo y Elena Favilli: Hemos estado trabajando en medios de comunicación infantiles durante los últimos 5 años y hemos sido testigos, desde dentro, de cómo los estereotipos de género todavía permean los libros para niños de todas las edades. A los padres se les ofrecen pocos recursos para contrarrestar esta tendencia y se encuentran particularmente preocupados por la falta de modelos femeninos que sean fuertes en los medios de comunicación infantiles. Por eso decidimos crear este libro.

Es importante que las niñas vean modelos femeninos. Les ayuda a ser más seguras y establecer metas más grandes para sí mismas. Estamos entrando en nuestros treintas, somos empresarias y sabemos de primera mano lo difícil que es tener éxito, ser tomada en cuenta, tener una oportunidad. Las investigaciones muestran que cuando las niñas llegan a la escuela primaria ya tienen menos confianza en sí mismas que los niños [de su misma edad]. Por eso es tan importante cambiar la narración desde un principio.

Me alegra encontrar algunas niñas como Malala y chicas adolescentes como Coy Mathis en este libro. ¿Cómo eligieron a las cien mujeres? Y díganme, ¿hay alguien que desearían haber incluido en este libro?

Queríamos presentar a mujeres de tantos países como fuera posible, porque las producciones de medios de comunicación infantiles no solamente carecen de diversidad en términos de género, sino también en términos de raza, orientación sexual, creencias religiosas… También queríamos presentar mujeres de tantas carreras como fuera posible: queríamos tener trombonistas, biólogas marinas, juezas, presidentas, mujeres espía, chefs, surfistas, poetas, cantantes de rock. Por último, seleccionamos mujeres cuyas historias personales tuvieran algo que podía ser especialmente interesante para una niña, por ejemplo: el hecho de que la famosa chef, Julia Child, comenzó su carrera como espía, cocinando pasteles-repelentes de tiburones durante la Segunda Guerra Mundial.

Por supuesto, hay muchas mujeres más extraordinarias que podrían caber en este libro. Y nuestros lectores lo sienten así también. Ha habido un montón de peticiones de un segundo libro. Hemos tenido un montón de nominaciones para las siguientes mujeres destacadas en nuestras redes sociales.

Escribieron este increíble y crítico artículo “Las historias sexistas limitan a las niñas. Un nuevo tipo de heroína puede liberarlas” en The Guardian. Queremos saber si han recibido algunas críticas por este proyecto. Ya saben, la misoginia y el sexismo siguen siendo problemas bastante comunes aún hoy en día…

Las hemos recibido. Incluso nos han amenazado en algunas ocasiones. Siempre obtienes comentarios sexistas cuando hablas sin rodeos sobre estas cuestiones y las confrontas. Estamos tratando de cambiar el statu quo, y cambiar el status quo hace que muchas personas se sientan inmediatamente incómodas.

 

 

¿Ya tienen más o menos una idea de cuál será su siguiente proyecto? Si es así, ¿nos pueden contar un poco más al respecto?

Estamos trabajando en muchos proyectos emocionantes, pero todavía no podemos compartirles detalles.

Ustedes tienen su propia empresa llamada Timbuktu Labs. Tal vez podamos esperar una aplicación de este libro, ¿no?

No tenemos una app, pero es algo acerca de lo que la gente pregunta. Nos encantaría saber lo que la gente le gustaría ver en esa aplicación. Sus lectores pueden hacernos llegar sus ideas en nuestras redes sociales.

Francesca Cavallo y Elena Favilli, Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, Planeta México, 2017.

***

Karen Villeda es escritora. Ha publicado un par de libros para niños, uno de ensayos y cuatro poemarios. En 2015 participó en el Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa. En POETronicA (www.poetronica.net) explora la relación entre poesía y multimedia. (Ah, y tiene un gato llamado León Tolstói.)

Twitter: @KarenVilleda