5 datos sobre Ian Curtis que no conocías

música
| 18 May 2017

5 datos sobre Ian Curtis que no conocías

| 18 May 2017

Un día como hoy, pero de hace 37 años Ian Curtis se quitó la vida ahorcándose muy poco tiempo antes de su primera gira por Estados Unidos. Gira que lanzaría a Joy Division a la fama internacional. Se ha dicho mucho alrededor del atormentado vocalista de Joy Division. Libros, películas (entre ellas Control de Anton Corbijn), pero hay ciertas cosas que igual no conocían. Aquí van 5 datos sobre él.

Ian actuaba desde muy pequeño. Su sueño de niño era ser un “doble de acción.” Un día animado por sus amigos se puso un casco y saltó desde el techo de su garage en un trineo. El pequeño Ian quedó muy lastimado y sin ganas de intentarlo de nuevo.

A pesar del tremendo éxito de Unknown Pleasures, el debut de Joy Division, Ian Curtis siempre batalló con el dinero. Seguido se quedaba en los estudios de grabación a limpiarlo y ganarse algo extra. Incluso cuando la disquera de Joy Division, Factory Records lanzó el disco de la banda The Durutti Column, Return Of the Durutti Column, Ian fue contratado para empacarlo, armar las fundas, etc.

Ian Curtis tenía una condición médica muy extraña: era alérgico a los rayos del sol. Si se exponía mucho tiempo las manos se le enrojecían e hinchaban como una especie de guantes rojos para lavar trastes.

El servicio social del joven Curtis, como parte de sus labores escolares era visitar a los ancianos. Él aprovechaba estas visitas para robar drogas prescritas para los residentes de los asilos y tomárselas junto con sus amigos. Una vez tuvieron que hacerle un lavado de estómago por tomar demasiadas.

Conocido por sus movimientos en el escenario, una noche Ian le quitó un par de pedazos de madera al escenario y los lanzó al público. “Tiro una jarra de cerveza en el escenario, se rompió, y rodó alrededor en el vidrio roto haciéndose un corte de diez pulgadas en el muslo”, recuerda Peter Hook.