Donald Trump se convertirá en una marca de papel higiénico (?)

Demandan a Donald Trump por violar cláusula constitucional anticorrupción

noticias
| 13 Jun 2017
Donald Trump se convertirá en una marca de papel higiénico (?)

Demandan a Donald Trump por violar cláusula constitucional anticorrupción

| 13 Jun 2017

Aunque en la Constitución de Estados Unidos se prohíbe que funcionarios con altos cargos acepten pagos de gobiernos extranjeros, el presidente Donald Trump no ha dejado su papel de empresario, lo cual ha llevado a que los fiscales generales de Maryland y el Distrito de Columbia se pregunten lo siguiente: si las empresas de Trump manejan recursos del extranjero, ¿hasta qué punto estos no representarán un pago al presidente?

Los abogados de la Casa Blanca aseguran que las empresas del bronceado mandatario se manejan con recursos legales, pero (quién sabe por qué) esto no es suficiente para muchos. Por ello, acusan que Trump choca con la ley al no desvincularse por completo de los manejos de su emporio: lo único que ha hecho es transferir el mando a sus hijos Donald y Eric, pero continúa con el control de sus negocios… como muestra, el hecho de que sigue recibiendo los estados financieros de sus empresas, señala El País.

Foto: Dan Kitwood/Getty Images

“Para guardar fidelidad a la Constitución es fundamental que el presidente desvincule sus finanzas privadas de los poderes domésticos y extranjeros. Nunca antes un presidente actuó con tal desprecio a las prescripciones constitucionales”, señala la demanda.

Para los fiscales de Maryland y el Distrito de Columbia, que Trump siga manejando sus empresas lo hace susceptible de ser influido por gobiernos extranjeros. Sin embargo, el Departamento de Justicia de la Casa Blanca señala que “ni la Constitución ni la historia legal de la citada cláusula muestran que ésta se refiera a los beneficios que proceden de los negocios del presidente que no tienen nada que ver con su tarea oficial. La norma se aplica sólo a la recepción de compensaciones por servicios personales o de honores y regalos vinculados a su posición oficial”.

Las sospechas sobre los manejos del presidente se intensifican por las negativas de éste a dejar echarle ojo a sus finanzas personales: recordemos que Donald Trump se negó a hacer pública su declaración fiscal, un hecho que no se había visto en Estados Unidos en los últimos 40 años. Pero bueno, eso pronto podría aclararse: además de verificar hasta qué punto Trump sigue con la dirección de sus empresas, los fiscales solicitarán las declaraciones fiscales del presidente… habrá que esperar si el caso es admitido por un juez federal.