¿Por qué no hay ‘asiáticos’ en la Copa Confederaciones?

deportes
| 13 Jun 2017

¿Por qué no hay ‘asiáticos’ en la Copa Confederaciones?

| 13 Jun 2017

La Copa Confederaciones es un torneo que, como su nombre lo dice, junta al campeón de cada confederación, además del Campeón del Mundo y el país anfitrión en lo que es una suerte de ensayo previo al Mundial.

En esta edición, México representa a la CONCACAF, Chile a la CONMEBOL, Portugal a la UEFA, Camerún a la CAF, Rusia es el local, Alemania es el último campeón de la Copa del Mundo y Australia representa a Asia…. sí, Australia representa la AFC.

Cuando uno piensa en Asia, en específico en el futbol de aquella región, son dos los nombres que vienen a la mente: Japón y Corea del Sur. Ambos han tenido jugadores que en su momento llegaron a ser de clase mundial, Shunsuke Nakamura y Ji Sung Park son ejemplo de ello, pero en está edición de la Copa Confederaciones no habrá participantes del Lejano Oriente.

via GIPHY

Uno pensaría que si Japón y Corea no están, entonces la batuta pasaría a algunos países del Medio Oriente como Irán o Arabia Saudita, pero no fue así. El lugar de Asia en en este torneo lo ocupa Australia, pero ¿por qué? Aquí se los decimos.

El ‘Canguro’ dominante

Getty Images

Ser una región aislada del mundo tiene algunas desventajas, entre ellas el futbol. Por muchos años Australia era un país desconocido en el ámbito futbolístico, los Socceroos lograron ir al Mundial de 1974 en Alemania pero, desde entonces, pasaron más de 30 años fuera del mapa del balompié.

Con excepción de 1982 (cuando Nueva Zelanda fue al Mundial de España), Australia siempre se imponía de manera dominante en su región; en realidad destrozaban a sus rivales. Los  Canguros ostentan el récord de la goleada más grande en la historia del futbol internacional profesional, pues en el 2001 vencieron 31-0 a Samoa Americana. Por si fuera poco, en aquellas eliminatorias Australia también derrotó 22-0 a Tonga y 17-0 a las Islas Cook.

El subcontinente era un monstruo en la región, pero cuando se enfrentaba países que no eran de Oceanía sufría muchísimo. Por el formato de las Eliminatorias Mundialistas la región oceánica no tenía un boleto directo al Mundial. En 1994 Australia cayó ante Argentina en la “final” del repechaje mundialista, en el 98 los Socceroos fueron derrotados por Irán y en el 2002 cayeron frente a Uruguay.

Los australianos llevaban años intentado mejorar su futbol, era evidente que ellos superaban por mucho a toda Oceanía y salvo los duelos contra Nueva Zelanda, los demás partidos no ayudaban a los Canguros a crecer. Australia llevaba años intentando despegar futbolísticamente pero nada más no podía, hasta que en el 2005 sus directivos tuvieron una brillante idea.

Más asiáticos que el arroz 

Getty Images

La Federación Australiana envió una carta formal a la Confederación Asiática de Futbol en la que solicitaban volverse miembros de dicho organismo. El 30 de junio de ese año, la AFC dio el visto bueno para que Australia se les uniera y la FIFA aprobó el movimiento. Los Socceroos se volvieron “asiáticos” en enero del 2006 y debutaron en febrero de ese año, en un partido de clasificación para la Copa Asiática del 2007. Meses después Australia jugó el Mundial de Alemania, pero su boleto a este torneo lo habían obtenido aún como miembros del futbol de Oceanía.

Los Canguros de inmediato demostraron que no sólo estaban por encima de los países oceánicos, sino de muchas naciones en Asia. Australia calificó sin problemas al certamen regional del 2007 y rumbo al Mundial de Sudáfrica no perdió ningún partido, así que asistió a su segunda Copa del Mundo de forma consecutiva (tercera en su historia).

Rumbo al 2014, la eliminatoria no fue tan sencilla para Australia, pero de todos modos se clasificaron a Brasil y Tim Cahill nos regaló uno de los mejores goles del Mundial. En el 2015 la Copa Asiática se celebró por primera vez geográficamente fuera de Asia: el torneo se disputó en Australia y los Socceroos se coronaron campeones, derrotando en al final en tiempo extra a Corea del Sur, equipo que ha vencido a los canguros en la fase grupos de ese mismo torneo. Esa victoria sobre los surcoreanos es lo que hoy tiene a Australia en la Copa Confederaciones y por lo que no veremos equipos “asiáticos” este verano en Rusia.

Australia hizo lo que por mucho tiempo se ha dicho debería hacer la Selección Mexicana. Los Canguros salieron de su zona de confort y cambiaron de confederación para participar en un futbol más competitivo. Hasta ahora no les ha ido mal, pero es evidente que corren mucho más riesgo de perder en Asia que en Oceanía donde ganan 31-0.

Pleca Instagram Sopitas Deportes