Blondie

Entrevista: Clem Burke de Blondie y la importancia del club CBGB en 1970

música
| 12 Ago 2017
Blondie

Entrevista: Clem Burke de Blondie y la importancia del club CBGB en 1970

| 12 Ago 2017

Pollinator es el nuevo álbum de Blondie en el que la banda liderada por Debbie Harris invitó a varios colaboradores –Johnny Marr de The Smiths, Nick Valensi de The Strokes, Dave Sitek de Tv On The Radio, Dev Hynes de Blood Orange, Laurie Anderson, Charli XCX, Sia y Joan Jett– para presentarnos un sonido moderno que a pesar del paso del tiempo mantiene su esencia con un balance entre sus años salvajes y la vibra funk.

Si esto no fue suficiente, armaron un enorme tour junto a Garbage que tendrá una parada en nuestro país, por lo que aprovechamos la oportunidad para platicar con su baterista Clem Burke. Este hombre es considerado como uno de los bateristas más importantes de la actualidad, con un estilo que sirvió como influencia de varios proyectos durante los años 70 en Nueva York (especialmente en el club CBGB).

Burke nos contó sobre las nuevas colaboraciones, un estudio especializado en percusiones, la importancia de la música hoy en día, y algunas anécdotas sobre el CBGB.

***

Foto: Gettyimages

Estamos muy contentos de tener un nuevo disco de Blondie este año. ¿Cuál es el mayor reto al regresar al estudio juntos después de tanto tiempo?

Con Pollinator la idea era conseguir canciones de escritores externos, lo que nos permitió ser más objetivos en el proceso creativo una vez que teníamos las canciones, porque tenemos historias haciendo covers de canciones como “The Tide Is High” “Hanging on the Telephone”. También hemos hecho canciones de The Ramones, Johnny Thunders o Television, y siempre encontramos canciones interesantes para hacer.

Con Pollinator más o menos tomamos esto al siguiente nivel cuando todos estábamos en el estudio juntos, con la química tocando juntos, grabando, pero que el material viniera de otros escritores lo hizo un poco diferente, a la vez interesante, al tratar de que estas canciones sonaran como Blondie. Esto es un tanto natural para la banda cuando estamos todos juntos en estudio. Los nuevos miembros que que tenemos no son tan “nuevos” después de todo.

Matt Katz-Bohen, Tommy Kessler y Leigh Foxx también ha estado tocando el bajo con nosotros, aunque extrañe a los chicos originales las cosas cambian. Añadir nuevos músicos es un cambio para la banda. El desafío es hacer lo mejor y estar satisfecho con algo al momento de crearlo, es un poco difícil ser objetivo. Nosotros realmente disfrutamos tocar música, así que sale un poco natural en este punto y existe una buena química en la banda.

En este disco tienen colaboraciones que van desde Johnny Marr de The Smiths hasta Nick Valensi de The Strokes, pero ¿hubo algún músico que invitaron que se negara a participar en las grabaciones?

Otras canciones fueron enviadas por Dave Stewart mi amigo de Eurythmics –yo toqué con esta banda cuando Blondie se detuvo la primera vez e hicimos un par de álbumes juntos– que no incluimos en este álbum, probablemente en el próximo. También Paul Weller (The Jam) nos dio una canción que no usamos pero tal vez en el futuro. Hay mucha gente con la que nos gustaría colaborar pero estamos muy felices con los resultados que obtuvimos en Pollinator, y la gente que colaboró con nosotros en este material.

¿Como artista esto te da una perspectiva diferente?, ¿trabajar de esta forma y salirte de lo convencional? Otras canciones, más personas, más trabajo en el estudio hasta que éste se vuelve un instrumento…

Los últimos discos estaban más generados por computadora y con más secuencias, manipulación en el estudio. Este disco es más orgánico y creo que el resultado es lo que más gente quiere escuchar de Blondie. En Pollinator tenemos el balance entre los músicos estando en estudio tocando juntos y tomando ventaja de lo que el estudio ofrece. La tecnología y la música vienen juntos, Debbie canta muy bien y la banda suena muy bien. Es el sonido moderno de Blondie, es como la banda suena hoy en día.

En nuestros shows hemos tocado algunas canciones del nuevo álbum y han sido muy bien recibidas y trabajan en conjunto con el show completo, así que podemos tocar canciones clásicas –”Call Me” o “Rapture”– y luego podemos hacer cosas como “Long Time” y “Fun” del nuevo disco y se siente una secuencia genuina entre ellas que es la prueba de que es el verdadero sonido de la banda (en el nuevo álbum). Sería tonto no utilizar aparatos modernos al grabar, pero no me gusta clavarme en eso, soy un baterista que prefiere tocar por su cuenta a utilizar una caja de ritmos.

Este será su regreso a nuestro país después de tres años desde su presentación en Corona Capital, pero definitivamente necesitamos saber ¿cómo fue que el acercamiento con Garbage para crear un concierto de tal magnitud? 

Hemos tocado varias veces con Blondie en México, lo hemos disfrutado mucho y definitivamente queremos regresar. Me gustaría dar más de un show en varios lugares del país estaría bien, y de hecho cuando tocaba con The Romantics dimos un tour en México y estuvo muy bueno. Es bueno estar en tour con Garbage, Shirley Manson fue quien nos indujo cuando ingresamos al Rock and Roll Hall Of Fame en 2006 y es amiga nuestra desde hace un rato. Es grandioso tener a Butch Vig en la batería y creo que al final del día somos fans de Garbage y viceversa. Funcionamos bien en conjunto.

Creo que las bandas no son tan similares y por eso la audiencia recibe una buen mezcla salvaje e interesante de ambas bandas. Somos amigos y la pasamos muy bien de gira juntos, hemos dado grandiosos shows.

Blondie fue una parte muy importante en la escena musical de Nueva York en los 70, una época que nos regaló a bandas como Talking Heads y The Ramones… ¿tienes algún recuerdo favorito de esa era?

Uno de mis recuerdos más divertidos de esa época es cuando grabamos nuestra primera canción, “X Offender”. Recuerdo que la pusimos en la rocola en CBGB y fue memorable para mí escuchar ese tema dentro del club porque por la época la rocola de CBGB tenía muchos discos de artistas que tocaron ahí como Patti Smith, The Ramones, pero el resto de las cosas eran como Psychotic Reaction de The Count Five, Gloria de Them, canciones de Iggy and The Stooges, bandas de garage, pero no habían muchas locales. Recuerdo claramente estar en el club parado en la barra y escuchar nuestro primer sencillo (“X Offender”), lo que significaba que alguien tuvo que ir a poner dinero en la rocola y escoger esa canción, eso para mí fue una gran sensación.

Toda esa era, haber sido capaz de ver a bandas como Television o The Ramones semanalmente. Todos nos alimentábamos mutuamente, era inspirarnos los unos a los otros. Esas bandas que mencioné son muy diferentes las unas de las otras, así que fue una cosa única. Creo que muchas bandas de Inglaterra en esa época trataban de copiar el sonido de The Ramones, y eso está bien pero Talking Heads suena diferente a Blondie, The Ramones suena diferente a Television, había una salvaje creatividad fluyendo en esa escena de Nueva York en esa época.

Hubieron muchos factores que hicieron eso posible, la economía era diferente en la ciudad y a la gente le alcanzaba para vivir ahí. CBGB fue un buen taller, podíamos cometer errores en público, lo que es bueno. Ahora con el internet esto es un arma de doble filo, ya no puedes ser simplemente underground, porque eso es lo que era CBGB: un club underground. No había mucha gente ahí, la mayoría eran músicos o artistas así que eran tiempos muy creativos. Muchos recuerdos divertidos y mucha gente que ya no anda por ahí.

Poder ver a Johnny Thunders and The Heartbreakers o The Ramones, esos recuerdos siguen conmigo y me inspiran hasta hoy en día. The New York Dolls y The Velvet Underground grandes inspiraciones para esa escena y fueron poco comerciales, no tuvieron una gran cantidad de éxito pero fueron influencias por la gente que estuvo en CBGB.

Con todos los problemas actuales en el mundo como la política y pobreza, ¿por qué dirías que la música es importante hoy en día?

Para los músicos obviamente es un desahogo creativo. Creo que cualquier persona que sea capaz de tocar un instrumento, aunque lo hagan por diversión, todo empieza tomando un instrumento por diversión, es una gran ayuda para la gente. Recibimos la importancia con fundaciones como The Robins Foundation donde llevan música a áreas y gente que no necesariamente está expuesta a la música, creo que la música es bastante terapéutica.

Es cierto que es un escape para la gente, si alguien va a ver a Bruce Springsteen o U2 es muy inspirador, te sacan de ti mismo. Esto aplica para cualquier artista que tú disfrutes, cuando vas a verlos en vivo es algo que no puedes duplicar, el contacto del músico con la audiencia en un cuarto es algo que no puedes conseguir en ningún otro lado como internet. Necesitas estar ahí y ese sentimiento es importante para muchas personas. La música une a la gente y los ayuda a salir de su rutina diaria, el arte es tan importante que ayuda a la gente a disfrutar la vida.

Tú participaste en un estudio con la Universidad de Chichester que analiza los efectos de las percusiones, pero ¿qué te sorprendió más de los resultados en este estudio? No mucha gente sabe sobre ello.

Eso es parte de Clem Burke Drumming Proyect y puedes encontrarlo en línea. Básicamente nos dio una idea positiva de lo que es ser músico, ser un baterista es más que tener una cerveza y caminar al escenario. Viene acompañado con la mente, para tocar un instrumento musical deber tener tu mente y cuerpo en sintonía (tu mente debe decirle a tu cuerpo qué hacer y éste tiene que responder), toma un poco controlarlo. Ser músico conforme vas envejeciendo puede hacerte mejor, pero también debes tener tus facultades físicas y ser capaz de estar sintonizado con el instrumento.

Con este estudio encontramos muchas cosas sobre cómo la mente trabaja en armonía con el cuerpo, y también los atributos físicos de un baterista (mi ritmo cardiaco, niveles de oxígeno y todo eso) encuentras que tocar la batería funciona en muchos niveles diferentes. Tuvimos seminarios en escuelas para acercar a la gente a este instrumento que tal vez no quieren hacer deportes, y esta es una forma para que la gente se ejercite (que es un poco obvio). Es un estudio en desarrollo en el que seguiré participando en un futuro. Pero cualquiera que esté más interesado en ello puede checarlo en el sitio oficial. Una forma muy positiva de convertirse en músico.

¿Qué opinas del trabajo de Butch Vig como productor?

Es un gran baterista pero creo que también toca el piano, es muy buen productor que logra conectar con otros músicos. Obviamente él produjo Nervermind de Nirvana. Él puede ser un productor y estar en una banda al mismo tiempo, consiguiendo todos los aspectos requeridos para estar en el estudio. Toma mucha concentración, es un proceso disfrutable pero también cuando grabas quieres hacer algo que perdure y esté ahí durante un rato, él ha producido muchos discos así. Es genial tenerlo en la gira con nosotros y probablemente trabajemos en una sesión o dos en un futuro.

Garbage es una buena banda, son muy diferentes a Blondie y hacen una buena conexión. Disfruto escucharlos cuando tocan antes que nosotros. También tenemos a John Doe y Exene Cervenka de X en algunas fechas que desafortunadamente no podrán estar con nosotros en México, pero amamos a su banda. Es interesante tener en el tour a Debbie, Shirley y Cervenka juntas, tres mujeres muy talentosas y creo que la única persona que sería interesante añadir, sería alguien como Patti Smith.

Finalmente queremos saber ¿cuál fue tu colaboración favorita al momento de grabar Pollinator?

Me gusta “Fragments”, Chris Stein encontró esa canción en internet, la persona que la escribió (Adam Johnston) la hizo cuando tenía entre 17 y 18 años, es una canción muy divertida para tocar en vivo. También “Long Time” de Deb y Blood Orange es una gran colaboración, fue grandioso trabajar con Johnny Marr, todos aportaron cosas diferentes. David Sitek de TV On The Radio co escribió “Fun” y a nosotros nos gusta mucho su banda.