Hoy en las Antipromesas: Adriano; “El Emperador” caído de Milán

deportes
| 21 Ago 2017

Hoy en las Antipromesas: Adriano; “El Emperador” caído de Milán

| 21 Ago 2017

Por: @LUISRICARDOHR

Era una auténtica bestia, lo tenía todo: potencia, velocidad, físico definición, coraje. Lo llamaban El Emperador, su destino era reinar en Milán y también en Brasil. Goles por racimos, de todos los colores y sabores. Disparos potentes, tiros colocados, maniobras individuales. Casi nadie podía detenerlo, hasta al mismísimo Paolo Maldini le costaba trabajo defenderlo.

“Era el futbolista con el que quería jugar. Porque era un animal. Nadie podía quitarle la pelota, era un animal puro, pero duró poco tiempo”, dijo Zlatan Ibrahimovic refiriéndose a Adriano Leite  Ribeiro, el supuesto sucesor de Ronaldo Nazario y nuestra Antipromesa de esta semana.

Inicios:  Flamengo y sus primera etapas en Italia

Getty Images

Adriano Leite Ribeiro nació en una Favela de Río de Janerio Brasil 17 de febrero de 1982. Debutó con el Flamengo en el año 2000 cuando apenas tenía 18 años de edad. El delantero de inmediato mostró un talento increíble; no había pasado ni un año y el jugador fue vendido al Inter de Milán.

Con los Neroazzurri, Adriano no tuvo un buen nivel en su primer año por lo que fue prestado a la Fiorentina y posteriormente al Parma. Con este último equipo el brasileño empezó a despuntar así que el Inter lo trajo de regreso; fue entonces cuando el delantero pasó de ser un simple atacante al sucesor de Ronaldo y El Emperador de Milán.

2003-2007: la gloria con el Inter y con Brasil

Adriano festejando un gol durante el Mundial del 2006/ Getty Images

Cuando el brasileño volvió al Giuseppe Meazza las cosas fueron muy distintas. Ahora Adriano no era un desconocido; sino una promesa que pronto se convirtió en figura del conjunto lombardo. Con el Inter el brasileño ganó varios títulos, incluidos dos campeonatos de Serie A y un par de títulos de Copa Italia.

Adriano se volvió el corazón de la ofensiva del Inter, el brasileño era una bestia, nadie lo podía parar. Desde su tierra natal comenzaron a llamar a Adriano “El Nuevo Ronaldo” y en Italia lo apodaron “Il Imperatore”, es decir “El Emperador”.

via GIPHY

El brasileño era el prototipo del nueve perfecto. Lo tenía todo, era el más fuerte cuando el juego se ponía físico y el más técnico cuando la situación requería delicadeza. En el 2004 Adriano ganó la Copa América con Brasil, en el 2005 la Confederaciones y en el 2006 el delantero fue convocado al Mundial de Alemania, competencia en la que hizo dos goles.

La llamada que tal vez acabó su carrera

Adriano tenía un padre que le vigilaba mucho y le mantenía a raya. Sin embargo, a comienzos de temporada ocurrió algo inimaginable. Recibió una llamada de Brasil y le dijeron que su padre había muerto, es algo que te puede cambiar para siempre. Le vi llorar, tiró el teléfono y comenzó a gritar que no era posible. Después de ese día, Moratti y yo decidimos acogerle como un hermano y protegerle. Durante ese tiempo siguió jugando, marcando y dedicándoselos a su padre mirando al cielo y rezando. Pero después de esa llamada no volvió a ser el mismo. Por las noches Iván Ramiro Córdoba y yo nos juntábamos y le animábamos diciéndole que él era una mezcla entre Ronaldo e Ibrahimovic y que podía ser mejor que ambos.

Son las palabras de Javier Zanetti, leyenda del Inter y excompañero de Il Imperatore. De acuerdo a la Gazetta dello Sportel padre de Adriano Leite, Almir Leite, falleció en agosto del 2004 a los 44 años de edad a causa de un infarto. Evidentemente, el atacante estaba destrozado luego de recibir la noticia.

El jugador cayó en depresión tras la muerte de su padre y mentor. Adriano comenzó a entrarle duro a la fiesta; él mismo ha confesado que bebía en demasía en aquel momento de su vida. El delantero aún era joven por lo que los excesos no parecían cobrarle factura y logró tener éxitos pese a tanta fiesta.

Sin embargo, pasados los años, Adriano no podía recuperarse de su pérdida y seguía llevando una vida nocturna llena de excesos. El cuerpo le empezó a cobrar factura al brasileño y llegó un punto en el que eran más su escándalos que sus goles. Se peleó con un jugador de baloncesto, dos policías trataron de extorsionarlo, estrelló su coche al conducir en mal estado, fue fotografiado sosteniendo armas de fuego en una favela y tuvo que ir a testificar por ello, etc.

Adiós al Inter: el principio del fin

Getty Images

En el 2007 ya eran demasiados los escándalos de Adriano y muy poco su nivel futbolísitco. El Emperador fue exiliado de su reino y tuvo que volver a Brasil. El sudamericano dejó al Inter de Milán para volver a su país con el Sao Paulo y posteriormente con su querido Flamengo.

El delantero siguió con su alocada vida nocturna en Brasil y los problemas no se alejaron de él. Aún así, el jugador mostró que todavía le quedaban unos cuántos gramos de talento. En el 2010 la Roma confió en el sudamericano, después de todo, Il Imperatore tenía que intentar reinar en la capital italiana.

La Loba decidió que el Nuevo Ronaldo aún tenía talento suficiente para compensar sus excesos y que el atacante sería un buen fichaje. Un año más tarde el conjunto romano se dio cuenta de que se habían equivocado con Adriano y vendieron al delantero al Corinthians.

Getty Images

Un año más tarde el jugador salió con una chica que terminó con una herida de bala. Posteriormente se supo que el brasileño le había disparado accidentalmente a la joven y el jugador tuvo que ir al juzgado para testificar. Tras ello el delantero anunció su retiro del futbol a los 29 años de edad.

Sin embargo, menos de 12 meses después El Emperador volvió a las canchas, ahora lo hizo con su amado Flamengo, pero ya no era el mismo Adriano. El delantero engordó, pero en serio, no pudo triunfar en su regreso con el Fla y terminó en el Atlético Paranaense donde tampoco logró revivir sus viejas glorias.

Miami FC: el último tren; jugador y dueño

En algún momento se difundió una noticia falsa de que el delantero era pobre, sólo porque se le vio en una favela vestido no precisamente de traje, pero eso no fue verdad. Pese a todos su excesos, el jugador logró ahorrar un poco de dinero y en enero del 2016 Adriano Leite Ribeiro aplicó una especie de Cheto Leaño.

Adriano cuando subió de peso/ Especial

El delantero compró el 60% del Miami United FC, equipo de la National Premier Soccer League (NPSL), correspondiente a una especie de tercera división del balompié estadounidense. Al ser el dueño del equipo (así como el buen Juan Carlos Leaño) Adriano era el delantero del conjunto de Florida.

Sin embargo, tras seis meses como el atacante del cuadro estadounidense, El Emperador al parecer se dio cuenta de que ya no estaba en condiciones de jugar por lo que dejó al equipo (sólo en el campo, sigue siendo accionista). Actualmente es agente libre a los 35 años de edad, pero parece poco más que imposible que regrese a jugar profesionalmente a otro equipo que no sea el Miami United.

Esta fue la historia de Adriano Leite Ribeiro, El Nuevo Ronaldo” que terminó igual de gordo pero sin los mismos éxitos y por motivos diferentes. Un jugador que era una bestia y lo tenía todo para triunfar pero que jamás pudo recuperarse de una enorme pérdida como fue la de su padre, una Antipromesa, un Emperador caído.

Pleca Instagram Deportes