Desigualdad económica comenzará a modificarse en México… ¡en 120 años!

noticias
| 12 Sep 2017

Desigualdad económica comenzará a modificarse en México… ¡en 120 años!

| 12 Sep 2017

El presidente anda duro y dale en sus spots diciendo que la cosa está bien chida y que la economía va pa’rriba y bueno, puede que sí… pero el problema de siempre: hay mucho, pero mal repartido. Al menos así lo pone (otra vez) en evidencia la organización Oxfam en su reporte Análisis de la desigualdad, hecho a partir de números obtenidos de la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (Enigh) 2016.

En dicho reporte se establecen varias sentencias que para el gobierno no cuentan, pero para millones de mexicanos en pobreza cuentan mucho. Por ejemplo, el hecho de que existe un socavón de 154 mil pesos trimestrales entre lo que percibe el 10% de los mexicanos más pobres y el 10% de los mexicanos más ricos. Es decir, que sólo 12 millones de personas en el país se embolsan sin ninguna bronca lo que 84 millones a duras penas consiguen. Con esto se puede establecer que 12 millones de los más billetudos del país concentran el 36.6% del ingreso total de los hogares… y como siempre puede haber MÁS ricos, también se registró que 64 millones se llevan el 20.1%. Pero bueno, ya se está “moviendo a México”. Para que esta tendencia de desigualdad económica comience, no a desaparecer, pero sí a modificarse, se requerirán 120 años, señala el informe.

Y cómo no va a demorar tanto, si el aumento de ingresos que hubo entre 2014 y 2016 impactó de diferente forma entre uno y otro sector poblacional: mientras que los 10 pesitos extras que los más pobres pudieron echarse a la bolsa no les alcanza ni para un kilo de tortillas, para los más privilegiados el aumento fue de casi 100 pesos, los cuales se destinan a la compra del cafecito o una ida al cine. Aquí otro signo de desigualdad: aquellos con bajos recursos destinan por completo sus ingresos a intentar cubrir sus necesidades básicas. La desigualdad no sólo es monetaria y se refleja en el impedimento a la cultura, la educación… y ni qué decir del ocio y la diversión.

¿A qué se debe tanta desigualdad? Buena pregunta y la respuesta es más que evidente cuando se conoce la disparidad de salarios que reciben unos y otros. De acuerdo con Diego Vázquez, gerente de investigación de Oxfam, en la más reciente Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares se estableció que 12 millones de los mexicanos más pobres ganan 6 mil 820 pesos… por trimestre, mientras que el decil más rico percibe 160 mil 820. Claro, todos sabemos que estos números son moderados y así como hay personas que lastimosamente son mucho, mucho más pobres, también hay otras que nadan en dinero (no siempre bien ganado). Por ejemplo, Javidú, quien desvió el dinero equivalente al ingreso de 12 millones de los mexicanos más pobres, acumuló 35 mil 421 milloncitos de pesos.

Y en lo anterior es donde está el problema… no habría ninguna bronca (o al menos no tanta) en que hubiera personas asquerosamente ricas, si sus fortunas fueran amasadas con todas las de la ley. Pero en nuestro país, en la mayoría de las ocasiones, no ocurre así: “cuando se analiza cómo los multimillonarios acumulan su riqueza, observamos que las fuentes de estos recursos provienen de privilegios y colusión entre la élite política y económica”.