Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Venezuela: Maduro planea combatir la falta de alimento con “Plan Conejo”

noticias
| 13 Sep 2017
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Venezuela: Maduro planea combatir la falta de alimento con “Plan Conejo”

| 13 Sep 2017

¡En tu cara Malthus! Si el economista inglés predijo que la desgracia de la humanidad sería que los alimentos se producían de forma aritmética, mientras que la población aumenta en progresión geométricamente, el presidente venezolano le echó coco al preguntarse: ¿cómo jijos le hago para multiplicar la comida pa’ estos que se reproducen como conejos? Y en el cuestionamiento estuvo la respuesta.

Para combatir la escasez de carnita en Venezuela, Nicolás Maduro anunció que echará a andar el “Plan Conejo” que, como su nombre lo indica, implica a los familiares de Bugs Bunny, con los cuales los sudamericanos harán sabrosos mixiotes o cualquier guiso que se les ocurra. Así, de comer pollo, res, cerdo o cualquier otro producto cárnico impuesto por el imperialismo yanqui, se volverá a las raíces de la alimentación venezolana.

“La agresión de Trump contra el pueblo de Venezuela es una gran oportunidad para revisar y cambiar patrones culturales de consumo, porque nos han inducido a comer lo que el imperio le interesa”, señaló el ministro de Agricultura Urbana en Venezuela, Fredy Bernal.

Además del vegetarianismo que seguro muchos venezolanos practican y que no todo mundo gusta de los roedores, digo, lagomorfos para echar taco, Maduro señaló que su propuesta encontró ya un duro obstáculo: que la gente está tomando a los conejitos no como ingreso de proteína pura, sino como mascotas.

“Cuando volvió [el ministro Bernal], sorpresa, la gente tenía los conejitos con un lacito y los habían agarrado como mascotas. Fue un primer revés del ‘Plan conejo'”, apuntó el mandatario que, para no perder costumbre, se echó su chistorete: “Los conejos se reproducen como conejos”.

Sin embargo, el encargado de la agricultura en Venezuela pidió a la población recordar que, si bien, los conejos son “una mascota bien bonita”, desde el “punto de vista de la guerra” (económica, claro) el animalito es una fuente casi imparable de alimento: “una coneja pare aproximadamente diez, doce conejitos, al final se crían ocho (…) en dos meses y medio tenemos un conejo de dos kilos y medio (…) 2.5 kilos de carne en la mesa”.

De acuerdo con Bernal, el conejo y otros alimentos animales y vegetales serán la base del “nuevo modelo productivo socialista”.