Ricardo Monreal, titular de la delegación Cuauhtémoc

Le apodan el cotizado: Monreal asegura que seis partidos están tras sus huesitos

noticias
| 13 Sep 2017
Ricardo Monreal, titular de la delegación Cuauhtémoc

Le apodan el cotizado: Monreal asegura que seis partidos están tras sus huesitos

| 13 Sep 2017

El pasado lunes 11 de septiembre, Ricardo Monreal Ávila, titular de la delegación Cuauhtémoc, declaró que su ciclo dentro del Movimiento de Regeneración Nacional estaba concluyendo debido a que el partido no había rectificado en su decisión de nombrar a Claudia Sheinbaum como candidata a la Jefatura de Gobierno de la capital o, para efectos legales, coordinadora de organización de la Ciudad de México. Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, le contestó al exgobernador de Zacatecas y le pidió que pensara bien su decisión, porque solamente había de dos sopas: o se estaba con “el cambio” o con “el régimen de corrupción”. Entre medio de esta guerra de declaraciones, el Partido Verde Ecologista de México y el Partido Encuentro Social le han abierto las puertas —de par en par— a Monreal Ávila y sus aspiraciones por gobernar la CDMX. Desde el PAN no han descartado la posibilidad de que el exlegislador termine convirtiéndose en el abanderado del Frente Ciudadano por México.

En entrevista con el diario El Financiero, el delegado de Cuauhtémoc afirmó que seis partido políticos le han hecho propuestas para que sea su candidato, pero que todavía no quiere tomar decisiones ni adelantarse a los posibles escenarios. El político —todavía— morenista dijo durante la charla que la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano sí le ofreció encabezar el Frente Ciudadano, aunque hasta el día de hoy no ha tomado una decisión al respecto. “No descarto el Frente por supuesto, lo estoy valorando y agradezco la oferta de los dirigentes de esos partidos, pero no hay una decisión firme al respecto”, dijo Monreal. La vía independiente, confirmó el funcionario, tampoco está descartada. Curiosamente, desde que rompió relaciones con Morena, el delegado ha dejado de ser mal visto por los medios de comunicación y partidos que antes lo criticaban y hasta lo tildaban de corrupto.

Ricardo Monreal Ávila y Andrés Manuel López Obrador Foto: Quinto Poder.

En su gira de medios, Monreal declaró que no responderá con descortesía los mensajes que le ha enviado AMLO sino que, al contrario, le desea que le vaya muy bien y que dios lo ayude. En entrevista con El Universal, el otrora priista, petista y perredista señaló que existe la posibilidad de que deje su cargo como delegado a principios de octubre para lanzarse por la grande. Aunque sigue considerando que López Obrador es la mejor opción para las elecciones presidenciales de 2018, el zacatecano criticó a los tomadores de decisiones dentro de Morena —a quienes ha motejado como La Nomenklatura—. Según Monreal, ellos son los causantes de esta diferencia y quienes pervierten los procesos. El político evitó nombrarlos para “no confrontarme al interior con ellos”.

El político también charló con Expansión, a quienes les dijo que hace dos años él y AMLO habían hablado sobre eventual postulación a gobernar la Ciudad de México, pero que a la hora de la hora, y por las “circunstancias políticas”, se incumplieron acuerdos y hubo una “falta del cumplimiento a la palabra”.

Nosotros hablamos y, por honor, la palabra hay que cumplirla. No lo he comentado ampliamente porque fueron acuerdos políticos, pactos políticos. Hace dos años y medio, cuando yo no quería participar en la delegación —que, por cierto, ha sido la más extraordinaria experiencia de gobierno para mí—, yo no quería participar porque no conocía la ciudad, nunca había hecho política en la ciudad, era un político de provincia y no tenía seguridad de participar. Pero hubo varias ocasiones que me lo pidieron, con la intención de participar en la jefatura delegacional, y me preparé para eso (…) Hubo un acuerdo que no se procesó, se cambió de opinión y yo respeto

¿Ruptura o unidad en Morena tras el destape de Sheinbaum?

Foto: Facebook

Ricardo Monreal, también, aclaró que el pleito no es personal contra Martí Batres Guadarrrama o Claudia Sheinbaum Pardo. Al primero lo consideró un “dirigente social que respeto”, mientras que sobre  la encargada de la delegación Tlalpan dijo que es una “científica admirable” a la que respeta y reconoce. La causa de su salida, dijo Monreal, es un “problema de método, es un problema de principios, de dignidad”. ¿Seguro que no es porque perdió la encuesta?