Donald Trump y Julian Assange

¿WikiLeaks “asesoró” campaña de Trump? Difunden mensajes entre organización y Trump Jr

noticias
| 14 Nov 2017
Donald Trump y Julian Assange

¿WikiLeaks “asesoró” campaña de Trump? Difunden mensajes entre organización y Trump Jr

| 14 Nov 2017

Quién hubiera pensado que la plataforma fundada por Julian Assange, considerado por muchos como un héroe por revelar archivos clasificados del gobierno de Estados, le habría echado una manita a Donald Trump para llegar a la presidencia. Pues eso es lo que deja ver la serie de mensajes difundidos en primera instancia por The Atlantic y luego extendidos por Donald Trump Jr, quien – por cierto – se revela como el nexo entre la campaña del republicano y WikiLeaks. ¿Ayuda a cambio de qué? Bueno, aunque no se establece un intercambio en los mensajes, sí se pide que, de ganar las elecciones, se apoye el nombramiento de Assange como embajador de Estados Unidos en Australia. ¿Y si no ganaba? Ahhh pues siempre se puede desconocer los resultados e impugnar, que fue lo que aconsejó WikiLeaks.

De acuerdo con las comunicaciones dadas a conocer ayer por la tarde, el hijo mayor del mandatario norteamericano habría estado en comunicación directa con WikiLeaks en la etapa final del proceso electoral en Estados Unidos. Justo en el punto en el que las acusaciones por acoso tenían a Trump en la lona, WikiLeaks le pasó unos tips sobre cómo atacar a la adversaria de su padre, la demócrata Hillary Clinton. “Hay muchas historias geniales que la prensa no está dando y estamos seguros de que algunos de tus seguidores las encontrarán (…) Por cierto, acabamos de publicar los correos de Podesta [John Podesta, jefe de campaña de Clinton]”.

Los mensajes que tienen que ver con las investigaciones relativas a la injerencia de Rusia en los comicios se habrían enviado entre el 20 de septiembre y el 12 de octubre del año pasado. Sin embargo, podrían haberse extendido hasta julio de 2017. Haciendo un poco de memoria, los mensajes entre Trump Jr y la organización mediática se dio, entonces, precisamente cuando más difusión tuvieron los correos electrónicos pertenecientes a altos mandos de los demócratas, en los que – entre otras cosas – se reveló que éstos hacían mofa de grupos minoritarios, religiosos, además de mostrar la ‘verdadera’ (y contradictoria) posición de Clinton frente a temas comerciales y financieros. “Hay que tener una posición privada y una posición pública”, dijo la exprimera dama, según un extracto de discurso difundido en los emails filtrados por WikiLeaks.

Según The Atlantic, la comunicación más “políticamente explosiva” entre Trump Jr y WikiLeaks se habría dado el 12 de octubre de 2016, cuando @WikiLeaks escribió: “Hola Donald, me alegra verte a ti y a tu padre hablando de nuestras publicaciones”, esto dos días después de que su Trump padre confesara en un mitin: “¡Me encanta WikiLeaks!” Pero el mensaje no sólo fue para echar porras, sino también para ofrecer un link directo a una herramienta de búsqueda de todos los miles de correos de John Podesta que acababan de publicar. Aunque Jr no respondió inmediatamente, dos días después tuiteó el link (wlsearch.tk) con el mensaje “[para] aquellos que tienen tiempo de leer sobre toda la corrupción e hipocresía” revelada por WikiLeaks.

Días después, el 21 de octubre, WikiLeaks entró nuevamente en contacto con el hijo del entonces candidato, para recomendarle permitir difundir (en su plataforma, claro) las declaraciones de impuestos de él y su padre, ya que esa medida resultaría beneficiosa… no para el republicano, sino para la organización de Assange, dado que así se socavarían las sugerencias de que el Kremlin tiene en la bolsa a WikiLeaks. “Si publicamos [las declaraciones de impuestos] mejorará dramáticamente la percepción de nuestra imparcialidad”, escribió el administrador de la cuenta @WikiLeaks (que se presume que no es otro que Julian Assange). “Eso significa que la gran cantidad de material que estamos publicando sobre Clinton tendrá un impacto mucho mayor, porque no se percibirá como proveniente de una fuente ‘pro-Trump’/’pro-Rusia’ ‘”.

Al respecto, el fundador de WikiLeaks criticó que The Atlantic había editado de manera muy conveniente los mensajes, para después colocar un link a la cuenta de Trump Jr, quien publicó los tuits completos (o al menos eso dice). “Aquí está toda la cadena de mensajes con @wikileaks (con mis 3 respuestas) que uno de los comités del Congreso ha elegido filtrar de forma selectiva. ¡Que irónico!”. Como señala The Guardian, es evidente que esta información revela más sobre Assange y su organización que sobre Donald Trump. Ahora, al más puro estilo del niño verde, el sueco dice que por andar queriendo chamaquear, lo chamaquearon. Su intención era “engañar” a Trump Jr.