Jueves, 3 febrero , 2011

Y en la nota idiota del día…

Un buen día, algún fan del futbol sin que hacer se despierta y decide tatuarse en las nalgas la foto del cápitan del equipo de su afición, o el técnico, o cambiarse el nombre por el estadio donde juega, o el de la máxima estrella.

¿Idiota? Por supuesto  y al parecer, todo un clásico.

Si no preguntenle a Shaun McCormack’s, un pobre diablo nativo de Liverpool quien decidió en Navidad cambiarse el nombre por el de de su ídolo, Fernando Torres y tras el traspasó del español al Chelsea ha decidido demandar al Liverpool por algunos millones de dólares por haber permitido la transacción.

¿Y cuál fue la respuesta del club al respecto?

“Si pagaramos una libra por cada fan que comete alguna estupidez en nombre del club estariamos en la quiebra (sí, otra vez)… le recomendamos al señor Fernando Torres que regrese a su nombre anterior”… 

Por cierto, McCormack también pensó en cambiarselo por el de Steven Gerrard, pero “me pareció que Fernando Torres era más rimbombante”.

Tags: , , , , ,


Posts Relacionados