Sopitas.com » El Taxi Libre(ría) y la genialidad que no tiene la SEP
Viernes, 10 junio , 2011

El Taxi Libre(ría) y la genialidad que no tiene la SEP

juanmanuel

Entre todo el cochambre que recubre a esta ciudad, pegado hasta en nuestros pulmones, hay ciertos rayos de claridad que de vez en vez alumbran la cloaca.

Personas como Juan Manuel Landeros, hacen que el tráfico, el estrés y demás males que aquejan a los capitalinos sean más leves, y si no más leves, menos improductivos.

En un país que no lee, un taxista que gusta de la lectura no es tan raro como creemos, más de una vez me he topado con señores y señoras que en cada alto agarran la novela del asiento del copiloto y leen un par de líneas en lo que vuelve el siga. Pero Juan Manuel Landeros es además de un lector, un hombre altruista.

Landeros es un contador público que quedó desempleado y que tuvo que dedicarse a “ruletear”. En el transcurso de este nuevo trabajo se dio cuenta de que los trayectos en el Distrito Federal pueden ser bastante tediosos, y decidió complementar su servicio con música clásica. Pronto cayó en cuenta de que la música clásica no ameniza mucho la vida de los citadinos y fue entonces cuando la verdadera genialidad llegó.

Nombró a su servicio “Taxi libre(ría)” y colocó en la parte de atrás del asiento de copiloto un letrero que dice: “Mientras viaja y llega a su destino, solicite un libro para su lectura. Si le gusta, puede adquirirlo”.

Algunos de los títulos que da a escoger son El Libro Vacío de Josefina Vicens, Un hilito de Sangre y Los ojos de los hombres de Eusevio Ruvalcaba, Los tamaños del amor y La ira de Dios es Mayor de Victor Roura. Si bien la selección de Landeros no incluye mis títulos favoritos, salvo El Libro Vacío, es sin duda una idea que el gobierno debería de retomar.

Vía El Universal

Tags: , ,




Comentarios

Últimas Noticias