Miércoles, 21 septiembre , 2011

Velociraptor! y los futuros himnos de Kasabian

kas_vell2

Tres garras en cada mano y una velocidad inigualable le permitieron al velociraptor consagrar su nombre como uno de los dinosaurios más mortíferos que nuestro planeta jamás vio; Kasabian por su parte se inspiró en aquél reptil milenario para entregarnos lo que seguramente se convertirá en una de las producciones más comentadas del año: Velociraptor!

Desde que la épica ”Let’s Roll Just Like We Used To”  abre el disco, Kasabian nos adelanta una madurez sonora lograda a lo largo de diez años de trayectoria, después de que en Reino Unido la agrupación fuera considerada como uno de los actos más importantes de la década pasada. En cuanto a la ya conocida “Days Are Forgotten”, Serge Pizzorno (guitarrista y líder de la banda) e Ian Mathews (baterista de la agrupación), se encargaron de entregarnos un juego perfecto y entretenido de escuchar.

Si bien el sonido de Kasabian ha cambiado con cada entrega de la banda, “Goodbye Kiss” nos muestra por primera vez un lado extremadamente romántico de Pizzorno y compañía, que por momentos incluso recuerda las baladas de los Arctic Monkeys. Por otra parte “La Fee Verte” nos muestra una refinada orquestación en la cual los metales se llevan el protagónico.

La banda de Leicestershire se encargó de que la psicodelia (factor característico de la agrupación) tomara aires elegantes en esta nueva placa. Muy probablemente nunca se había escuchado una producción tan grande y refinada por parte de Kasabian.

“Velociraptor!” se encarga de abrir la segunda parte del álbum al que da nombre, esta es probablemente la canción más concisa y a la cabeza del disco; prueba de su calidad son las inumerables veces que el track ha sido emitido por la estaciones de radio del país. Una magnífica orquestación regresa triunfante en “Acid Turkish Bath (Shelter from the Storm)”  y la electrónica “I Hear Voices” recuerda al clásico ochentero de Depeche Mode, Music for the Masses.

Kasabian escapa un poco del sonido bailable que hemos venido escuchando los últimos tres años, cambia los colores brillantes por los grises y nos muestra un lúgubre lado electrónico en “Re-wired”, así como un agresivo juego entre guitarras y percusiones en “Switchblade Smiles”. “Neon Noon” es la encargada de cerrar el disco, entre sintetizadores y voces sobrepuestas se cierra esta placa a la que no le sobra ni le falta nada.

Aunque West Ryder Pauper Lunatic Asylum, la entrega anterior de la banda, fue recibida de buena manera por fans y medios (en su mayoría británicos), es hasta ahora cuando Kasabian por fin entrega una producción que facilmente podría estar entre lo mejor del año. Velociraptor! es un disco concreto y está ideado para llevar a la agrupación al siguiente nivel, seguramente Kasabian comenzará a llenar estadios, ahora en todo el mundo, pues canciones como “Switchblade Smiles”, “Goodbye Kiss” y “Days Are Forgotten” tienen el potencial de convertirse en himnos para nuevas generaciones. Con esta producción la banda se atreve a ir en contra de la corriente, logrando un sonido propio. Jamás Kasabian había sonado tan bien.

Tags: , , , , ,


Posts Relacionados