» A 22 años de la caída del Muro de Berlín Sopitas.com

A 22 años de la caída del Muro de Berlín

Miércoles 09.nov.11
Berlin_Muro_01_jpg

Han pasado 50 años desde que un muro dividió al pueblo alemán. Un bisturí de hormigón y acero diseccionó violentamente a la Alemania de la Segunda Guerra Mundial en dos: la República Democrática Alemana y la República Federal Alemana. Acto que partió a familias, separó amigos y dividió al mundo entre capitalistas y comunistas.

En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (Soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA).

Desde 1948 la Alemania Occidental seguía la doctrina capitalista, orientando su economía hacia el “mercado social” lo que la llevó a vivir el Wirtschaftswunder, como bautizara The Times en el 50 al milagro económico alemán que llevó a la RFA y a Austría a recuperarse y desarrollar una economía sólida luego de la Segunda Guerra Mundial.

Contraria a la RFA, la economía soviética en Berlín era por demás precaria, lo que provocó que en los primeros 12 años de su existencia casi 3 millones de personas dejaran la Alemania Oriental para adentrarse en el capitalismo.

La RDA se dio cuenta de que el desangramiento demográfico se veía principalmente reflejado en los altos perfiles, las personas que despuntaban migraban hacia la República Federal en busca de una mejor economía.

La noche del 12 de agosto de 1961 se levantó un muro provisional y se cerraron 69 de los 81 puntos que habían entre las dos repúblicas para pasar de una a otra. A la mañana siguiente se colocó una alambrada, también provisional, de 155 kilómetros que dividía físicamente Berlín.

Al día siguiente se comenzó a construir un muro de ladrillo que pasaba en medio de casas, cuyos dueños fueron desalojados.

Con el paso del tiempo las personas lograron cruzar la frontera y el Muro de Berlín terminó por convertirse en un cementerio de 120 metros a lo ancho de Berlín. Una pared de 4 metros de altura hecha de hormigón con un interior formado por cables de acero que aumentaban la resistencia, estaba acompañada por la “franja de la muerte”: un foso, una alambrada, una carretera para vehículos que patrullaban, alarmas, armas que se disparaban automáticamente y perros Pastro alemán que vigilaban las 24 horas a lo largo de 43 kilómetros del muro.

Pese a todo, durante los 28 años que existió el muro más de 5000 personas lograron cruzar. Un número superior a 3000 fue detenido y, según el Centro de Estudios Históricos de Postdam, unas 192 personas murieron en el intento a causa de disparos y otras 200 resultaron heridas. Entre los casos más sonados se encuentra la fuga de 57 personas que cavaron un tunel de 145 m de longitud en octubre de 1964 y el asesinato de Peter Fechter quien cruzaba con un amigo y fue tiroteado mientras lo hacía. El 17 de agosto del 62 se le dejó morir desangrado frente a los medios.

La caída del muro vino motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en mayo de 1989, ya que cada vez más alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las distintas embajadas de la República Federal Alemana. En septiembre, más de 13.000 alemanes orientales emigraron hacia Hungría.

Para el final de 1989 comenzaron manifestaciones masivas en contra del gobierno de la Alemania Oriental. El líder de la RDA, Erich Honecker, renunció el 18 de octubre de este mismo año, y fue reemplazado por Egon Krenz pocos días más tarde.

Para el 9 de noviembre, luego de una fallida nueva legislación para viajar, el miembro del Partido Socialista Unificado de Alemania, Günter Schabowski anunció en una conferencia de prensa, retransmitida en directo por la televisión de Alemania Oriental, que todas las restricciones habían sido retiradas. Ese mismo día decenas de miles de personas fueron inmediatamente al muro, donde los guardas fronterizos no se atrevieron a disparar y finalmente abrieron los puntos de acceso permitiendo el paso.

Hoy se cumplen 22 años de aquél histórico día que destruyó el que, posiblemente, haya sido el más grande símbolo (¡monumental símbolo!) de la Guerra Fría.

Hoy quedan algunos mausoleos a las víctimas, centros de documentación y el museo en el Checkpoint Charlie, el más famoso de los pasos fronterizos en el muro, donde alguna vez Kennedy dijo que el muro era “Una solución poco elegante, aunque mil veces preferible a la guerra”.

Aquí les dejamos una galería del triunfo del pueblo alemán y, desafortunadamente, también del capitalismo:

Tags: , ,

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

MIENTRAS TANTO

La estación espacial que la NASA vislumbró en los 70

La estación espacial que la NASA vislumbró en los 70

Mayan Warrior, el carro que nos representa en Burning Man

Mayan Warrior, el carro que nos representa en Burning Man

Nerdgasmo: el avión invisible de Wonder Woman en LEGO

Nerdgasmo: el avión invisible de Wonder Woman en LEGO

Nunca fue tan placentero escuchar a Mozart

Nunca fue tan placentero escuchar a Mozart

Ian McKellen hace una advertencia a los niños de una primaria

Ian McKellen hace una advertencia a los niños de una primaria

Auchh!!! Cuidado con el cierre de puertas en el Metro

Auchh!!! Cuidado con el cierre de puertas en el Metro