Sopitas.com » Las campañas más polémicas de Benetton
Viernes, 18 noviembre , 2011

Las campañas más polémicas de Benetton

benetton

Veamos qué tan mocho eres. A raíz de la condena que el Vaticano expresó por la imagen en la que Benedicto XVI aparece besando al imán egipcio Ahmed el Tayyeb, te traemos una recopilación de algunos de los carteles más polémicos de Benetton en los últimos años.

 


Los condones aparecen en numerosos anuncios de la marca, que continuamente hace campaña para detener la propagación del SIDA.


En 1991, la imagen de un bebé recién nacido fue concebida como un “himno a la vida”, pero terminó siendo una de las campañas más censuradas de la tienda.

Esta foto de David Kirby fue tomada en un mayo de 1990 con la que ganó el World Press Photo Award en 1991. Benetton la usó en su publicidad para hablar de las muertes causadas por el SIDA y trajo la atención de los medios de todo el mundo.


En la campaña de 1992 aparece la imagen de un asesinato de la mafia ocurrido 10 años antes en Palermo, Italia. La hija del muerto, anunció que iba a demandar a Benetton preguntando, “¿Cómo la muerte de mi padre puede entrar en la publicidad para unos suéteres?”


En el 1996, Benetton lanzó un anuncio en el que aparecen tres corazones “humanos” casi idénticos. La foto fue tomada por Oliviero Toscani. Este cartel generó gran controversia por su crudeza. En realidad, los corazones eran de cerdos.


Otro anuncio de la batalla de Benetton contra el VIH y el SIDA.


Con los años, las imágenes de la marca se han centrado en la unión de diferentes razas. Esta fotografía no sólo generó controversia, sino que también se convirtió en la más galardonada en la historia de la publicidad de Benetton.


Esta imagen corresponde al conjunto de ropa manchada de sangre usada por el soldado croata, Marinko Gagro, quien fue asesinado durante la guerra en la ex Yugoslavia, convertido en un símbolo de la paz en 1994.


En 1992 Benetton sacó esta imagen del miembro albino de una tribu rodeado por sus homólogos de diferente color de piel.


En la campaña “Food for Life” de 2003 aparece la imagen de un hombre con un brazo mutilado. Su prótesis de metal es una cuchara.


Los modelos a de la campaña ‘It`s My Time’ del invierno 2010 fueron reclutados en un casting global en línea.

Un sacerdote besando a una monja fue uno de los muchos anuncios de Benetton que abordaban conflictos religiosos y sexuales. En el otoño de 1991, esta campaña de inmediato desató controversia en todo el mundo. Benetton dijo que el anuncio no era más que “la afirmación de un sentimiento humano puro”.


Éste anuncio de la marca ‘también hace alusión al racismo y la victimización.

¿Irreverencia? ¿Falta de respeto? O buenas ideas que consiguen su cometido principal: Que se hable de ellas.

 

*Via The Telegraph

Tags:



Posts Relacionados

Comentarios

Últimas Noticias