“Come on Now, touch me, baby”

Jim Morrison despertaba los más bajos instintos de una que otra fémina sesentera. Desgraciadamente el Rey Lagarto se adelantó, pero para nuestra fortuna dejó un legado de fieles y muy expresivas seguidoras.

Como podrán ver Xenia Deli, la modelo que presentamos hoy,  a cualquiera le encendería su fuego con facilidad y seguramente muchos la amarían más de dos veces.

¿O una vez basta?