Lunes, 15 octubre , 2012

Ay cosi, pequeño ternuringaaaa!!!!

ojitos_pispiretos_

Oigaaaaaan, yaaaaa llegué!!!

Buenos días primorcitos amantes de la ternura. ¿Saben? Tuve un fin de semana muy difícil. Fui a la playa y con la arena me rocé. Desde entonces tengo que usar una crema especial que me fabrico con engrudo, yeso y miel de abeja, y la cual me da alivio momentáneo.

Además de la crema, lo que también me da alivio es escribir cosas lindas para ustedes. Por eso, a pesar del escozor que carcome mis partes, quiero llenar de ternura la vida de todos aquellos que me leen. Por eso y sin más, les doy la bienvenida a esta, ¡¡¡¡la sección Ternuringaaaa!!!!

Mientras esperaba que secara el remedio que me apliqué, me puse a revisar mis archivos de historias lindas y me encontré con una que… ay Diosito, ¡me hizo reír y llorar, sonreír y suspirar, amar y querer!

Les relataré lo sucedido con “Kitty” y “Buttons”, dos animalitos bebés hermosísimos que están para agarrar a besos. La primera es una gatita, la segunda una perrita. Ambas son amiguitas que comparten sus penas y sus alegrías. Se tienen una a la otra para mitigar sus soledades, porque saben… ¡son huérfanas!

-¡¡¡Ay pobrecitas las chiquitas!!!, fue lo que grité cuando me enteré.

Y es que las dos cruzaron sus vidas cuando apenas tenían dos semanas de edad. A “Kitty” la encontraron abandonada en la parte trasera de un jardín, en medio de botes de basura y desolación. Un hombre de buenos sentimientos y corazón puro la llevó hasta el Battersea Cats and Dogs Home, un refugio para animalitos maltratados o sin dueño.

Casi al mismo tiempo, “Buttons” nació en aquel centro como parte de una camada de 8 perritos, pero fue rechazada por su madre.

¿¡¿¡Qué tipo de perra es esa perra!?!?! ¡¿¡¿Cómo se atrevió a dejar a su hijita sola?!?! La odio, ¿por qué no es como las madres mexicanas, llenas de abnegación y sacrificio por sus chiquitines? Tonta.

Momentáneamente pusieron a las dos cachorritas en el mismo espacio… ¿y qué creen? ¡pues pensaron que son hermanas! Desde entonces son inseparables. Son muy felices y se quieren tanto como yo los quiero a ustedes.

Cuando trasladan a “Kitty” para que pase algún rato con otros gatos, “Buttons” llora… ¡ay mi vidita! Afortunadamente, en el refugio las dejan comer, dormir y jugar juntas. Ahora los encargados del refugio esperan que un alma caritativa quiera adoptar a los dos y nunca nunca sean separadas.

Si lo que acaban de leer dejó surcos de amor en su alma, esperen a ver las fotos de estos pompositos bebés… son unas fotos bien chiqui-wow que les fascinarán.

Vean las imágenes y dejen que la ternura en forma de chispitas de bombón penetren en su existencia:

Ay no, esto ahora sí es muuuuucho!!!!

No puedo concebir tanta ternura en esos dos cuerpecitos…

Son tan lindos, tan coquetones,tan…

¡¡¡Ternuringaaaaaaaaas!!!

Ay no, no, no, no… me da un ataque de amoooooor!!!!

Me les voy…

¡¡¡TER-NU-RIN-GAAAA!!!

Bebecitas, no se separen nunca, juntas son simplemente hiper chulitas lindas!!!!

AHHHHHHHHH….








… aaaaaaaah…

¿Y qué creen?

¡¡¡Hay un video de ellas!!!

¿Lo vemos?

¡Zaz!

AAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHH!!!!

SON HERMOSÍSISISMAS!!!!!

LAS AMO, LAS BESO, LAS QUIERO!!!

Son unas Ternuringaaaaaaaas!!!!!

TERNURINGAAAAAAAS!!!

TERNURINGAAAAAAAS!!!!

AHHHHHH

AHHHHH….
….
….
….
….
….
….
….
….
….
….
….

Estoy agotado… este Ternuringa fue demasiado para mi…

Necesito descansar Sopiamiguis (bueno, y ponerme mi remedio para la irritación). Por fa, descansen ¿síp? No se olviden que los quiero.

Pikitines cariñosos.

Tags: , ,


Posts Relacionados