» Supervisando a patadas: agresión a empleado mexicano Sopitas.com

Supervisando a patadas: agresión a empleado mexicano

Viernes 02.nov.12
agresion coreano trabajo

Con este video nos damos cuenta que no todos los coreanos son tan cábulas como el protagonista del Gangnam Style.

Aplicando sus pocos conocimientos en artes marciales, un supervisor coreano de la empresa Sam Won, establecida en nuestro país, agredió a uno de sus empleados, lo cual ha desencadenado el repudio de las autoridades laborales mexicanas… pero no sólo eso. Hasta el momento no se habla de alguna multa o castigo específico al protagonista del video captado por las cámaras de seguridad de la empresa.

Los hechos ocurrieron a mediados del mes pasado, cuando el furibundo supervisor arremetió en repetidas ocasiones contra un trabajador, sin que éste se defendiera. Como consecuencia de este acto –que esperemos no esté permitido en la nueva Reforma Laboral- el supervisor fue despedido y demandado por daños físicos, sin embargo, al poco tiempo también el agredido perdió el empleo.

Tanto ha sido el impacto de este video que las autoridades de Trabajo realizaron una conferencia de prensa en conjunto con representantes de la empresa Sam Won, la embajada de Corea en México y Samsung Electronics México… todo para manifestar su indignación.

La secretaría de Trabajo del estado de Querétaro dio a conocer este viernes que será clausurada de forma temporal la empresa Sam Won, a causa de este incidente.

Tags: ,

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

LAS MÁS LEÍDAS DE HOY

Así se vería la Gaviota en "La dictadura perfecta"

Así se vería la Gaviota en "La dictadura perfecta"

En vivo: Manny Pacquiao vs Chris Algieri y la Liga Bancomer MX

En vivo: Manny Pacquiao vs Chris Algieri y la Liga Bancomer MX

Increíbles photobombs protagonizados por animales

Increíbles photobombs protagonizados por animales

CÓDIGO ESPAGUETI

Proponen clasificación “sexista” para videojuegos

Este podría ser el casco para los ciclistas del futuro

Así funciona una cerradura por dentro