» España se ahoga por su estructura de país Sopitas.com

España se ahoga por su estructura de país

Viernes 09.nov.12
Cola del paro

 “En España la gente ha vivido por encima de sus posibilidades”. Esta frase se repite diariamente entre quienes no quieren ver más allá de lo que realmente ocurre. De lo que nadie duda es de que España no sólo está afectada por la crisis mundial, sino también por una crisis nacional que tiene que ver con su estructura de país.

La canciller alemana, Ángela Merkel, afirmó esta semana que la crisis de España tiene que ver con 10 años de irresponsabilidades. Esta frase resulta muy interesante y, a la vez, obliga a aclarar de qué tipo de irresponsabilidades estamos hablando.

España siempre se ha caracterizado por ser un país que ha pedido pero que no ha creado. Nos referimos a la incapacidad que ha tenido para investigar, para desarrollar, para incentivar que las personas emprendan. Por contra, España ha preferido aprovecharse de la entrada del euro para seguir haciendo lo que hacía, esto es, basar su economía fundamentalmente en el ladrillo, en la construcción y en el turismo.

No es cierto que la gente haya vivido por encima de sus posibilidades. La realidad es que los bancos sí lo han hecho. Ellos son los responsables de haber dado créditos a todo el mundo a un interés muy bajo, sin informar y sin alertar al cliente de las consecuencias que esto podía tener. Las personas que realmente quisieron comprarse un departamento para poder hacer una vida en común son los que más se han visto afectados por esta situación.

No podemos decir lo mismo de aquellos que aprovecharon el momento para especular, para comprar y vender y conseguir que los precios subieran y subieran. Ellos también aprovecharon la decisión de José María Aznar de liberalizar el suelo durante su mandato y  la ineficacia de Rodríguez Zapatero por revocarlo.

 

El paro supera el 25%                                                                                                       

Ante esta situación, nos encontramos con un buen número de españoles que tienen hipotecas en los bancos y que no pueden pagar porque se han quedado sin trabajo. Y acá entramos en otro de los males endémicos de España, por no decir el mal más importante. En estos momentos la tasa de paro en este país ha superado el 25%, un auténtico drama para una España que creyó estar entre las primeras potencias de Europa y ha ocurrido todo lo contrario. La causa de estos datos tienen que ver con el tipo de estructura de país que hemos hablado anteriormente: una economía basada únicamente en la construcción y en el turismo. Ahora está pagando las consecuencias.

La realidad es que un número importante de españoles con una amplia formación se ven obligados a emigrar a otros países para trabajar. Estamos hablando de ingenieros, técnicos, médicos, periodistas, diseñadores…y podríamos continuar con la lista. Estos jóvenes y no tan jóvenes se unen a los que han perdido su trabajo por la paralización de la construcción y por la reducción del turismo.

Despilfarro de dinero público

El gobierno y las diferentes comunidades autónomas también han contribuido a que la crisis sea más profunda en España. Sus proyectos se basaron fundamentalmente en construir estructuras que no eran necesarias y no en invertir en investigación, en desarrollo o en innovación. Se prefirió crear aeropuertos y más aeropuertos (algunos de ellos no tienen aviones, como el de Castellón, y otros han dejado de funcionar),  edificios vacíos, inventar eventos que han supuesto un despilfarro y una puerta abierta para la corrupción o preferir que ahora se estén tomando medidas encaminadas a rescatar a los bancos y no a las personas.

Medidas de austeridad ineficaces

Precisamente, lejos de intentar solucionar el problema el actual gobierno de Mariano Rajoy parece decidido a hacer más caso a la UE y no a sus ciudadanos. Las medidas de austeridad que ha llevado a cabo están contrayendo todavía más la economía española puesto que los ciudadanos cada vez disponen de menos poder adquisitivo y, por lo tanto, de menor capacidad para consumir. Al mismo tiempo, parte del dinero público se está dirigiendo a la recapitalización de los bancos españoles, muchos de ellos en situación de quiebra porque se han excedido en sus actividades.

Rajoy justifica sus decisiones en que España debe cumplir el objetivo de déficit marcado por la UE, pero no tiene en cuenta que el problema de su país es otro.

El problema es la deuda privada

Más que el déficit público, la alerta roja de España es la deuda privada. Países como Inglaterra tienen un déficit mayor que el español y no están teniendo los mismos problemas. La deuda de las familias y la incapacidad para cambiar la estructura económica están arrastrando a España a un precipicio. La única solución, a día de hoy, es que Rajoy pida a la UE un rescate ya que el país necesita financiarse pero no tiene dinero. Cuando lo pide, lo recibe a intereses demasiado altos. No hay liquidez y el problema es que debe buscarlo fuera. Pero, claro, no se lo van a regalar.

El día que Rajoy se decida a hacerlo, España debería empezar de cero y plantearse seriamente algunas cuestiones como si la entrada en el euro ha sido beneficiosa o perjudicial.

¿La UE es un problema?

Algunos analistas afirman que el cambio de la peseta al euro ha perjudicado a España. Si bien es cierto que en los primeros años nadie lo dijo puesto que la entrada de euros en el país fue muy importante, en estos momentos ya hay voces que entienden que una posibilidad sería que España saliera del euro.

Sea como fuere, lo cierto es que los países de la UE que más problemas están teniendo son los de la cuenca mediterránea, esto es, Grecia, Italia y España, junto con Portugal e Irlanda, países que no han conseguido mantener el ritmo impuesto por Alemania y Francia. Porque no hay que olvidar que la UE se creó a imagen y semejanza de estos dos países, que son los que empujan y los que obligan a los más débiles a tomar decisiones difíciles y duras.

La construcción de la nueva Europa no se hizo bien, puesto que no se tuvo en cuenta que economías diferentes necesitan una unión bancaria, fiscal y financiera para que la balanza esté equilibrada. Pero no ha sido así. Para Grecia, por ejemplo, la situación es insoportable, pero a Alemania y Francia les interesa que siga en la UE, porque ellos están ganando dinero a la hora de financiar ese tipo de economías. Lo mismo ocurre con España, Portugal, Irlanda e Italia.

Sin embargo, por mucho que Alemania intente contener la situación, la crisis ha golpeado muy fuerte a Europa, hasta el punto de que sus ingresos también han caído en los últimos meses. Mientras tanto, países como España siguen sin rumbo y sin que los políticos den una solución a los problemas, a pesar de que Mariano Rajoy comentó estos días que su país saldrá de la crisis en 2014. ¿Lo creen?

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

LAS MÁS LEÍDAS DE HOY

5 cosas que las mujeres no dirán acerca del sexo

5 cosas que las mujeres no dirán acerca del sexo

Pornhub nos dice qué países acaban más rápido

Pornhub nos dice qué países acaban más rápido

10 fraudes virales de internet del 2014

10 fraudes virales de internet del 2014

Ilustraciones de videojuegos inspiradas en novelas de misterio y ciencia ficción

¿Cómo se verá la nueva película de Suicide Squad?

Los instrumentos de esta “orquesta” son lámparas y luces