Jueves, 27 diciembre , 2012

¿Dónde es Centroáfrica y qué le está pasando?

centroáfrica

Los rebeldes se acercan a la capital de Centroáfrica y están dispuestos a derrocar al presidente. En la nación se derrama sangre y a fuego cruzado se esconde entre sus selvas un polémico invitado.

Centroáfrica en el mapa (político).

Centroáfrica es un país ubicado en una de las regiones más pobres de África, desde luego, fue una colonia francesa hasta 1960. A partir de entonces, su historia es muy parecida a la de sus vecinos: en sus últimos cincuenta años de vida independiente, ha sido una democracia fallida, una república de golpista y un imperio de un solo rey, pero no en ese orden, indistintamente se han sucedido los regímenes que violentamente se disputan el control de la zona.

La prensa internacional jamás olvidará el ridículo que hizo el único rey que Centroáfrica ha visto. Los columnistas no dejaban de burlarse del huérfano, campesino, militar golpista que se hizo llamar Emperador Bokassa I y que organizó una fiesta de coronación que trataba de emular las fastuosas coronaciones europeas pero el resultado fue un momento incómodo para todos porque… bueno, nunca se había coronado a nadie. Werner Herzog capturó algunas de estas imágenes en un gran documental llamado “Echoes from a Somber Empire”. Aquí pueden ver unas imágenes:

¿Y qué hizo el mundo?

Ante la violencia de la sucesión de regímenes, las guerrillas y la redacción y olvido de casi una decena de constituciones, las potencias no podían cruzarse de manos y fueron a tratar de arreglar lo que ellos, (indirectamente) habían provocado; dijeron algo así: “dado que les hemos permitido dejar de ser colonia, deben aparentar ser una república (o un imperio, o una democracia o una federación), aunque tengan que matarse los unos a los otros”.

Así que Centroáfrica tuvo su experimento de libertad y su gente sufrió terriblemente las luchas intestinas, Francia se mostraba reacia a ofrecer ayuda diplomática en las peores crisis de la zona, pero al final apoyó, junto con las Naciones Unidas, a que se realizaran elecciones (con varios partidos políticos) en 1993. Estados Unidos también auspició las elecciones con el slogan “son libres de ser como nosotros les indiquemos que sean”. Finalmente, François Bozizé dio un golpe de Estado en el 2003 (apoyado por tropas libias) y obtuvo el poder, hizo los ritos necesarios (suspender la constitución anterior y los gabinetes) y listo, se convirtió en el actual presidente de Centroáfrica. Después de todo, Centroáfrica es uno de los países más pobres del mundo y es uno de los diez países más pobres de África.

Una llamada del pasado y hombre escondido en la selva.

Ahora Bozizé tiene problemas: los rebeldes le pisan los talones y el pasado lo acosa. En los recientes días varias ciudades del norte ya han sido tomadas por los rebeldes, incluída Bamabari, la tercera más grande, y Damara, apenas a 75 kilómetros de la capital.

Las embajadas y puestos de ayuda humanitarios ya están desalojando a su personal de Bangui, la capital que está siendo cercada por los civiles que no reconocen a Bozizé como su líder.

Bozizé ha gritado por ayuda: “Pedimos a nuestros primos franceses y a Estados Unidos, que son grandes potencias, que nos ayuden a repeler a los rebeldes a sus posiciones iniciales”, pero Francia ha dejado bien claro que las tropas francesas de la región sólo defenderán a sus connacionales y no se inmiscuirán, como lo han hecho por siglos, en la política interna del país, “esos tiempos quedaron atrás” dijo François Hollande. Eso sí, no tan atrás, pues apenas en 2007, Francia atacó campamentos rebeldes para apoyar el régimen de Bozizé…

El hecho es importante por dos razones: primero, es preocupante la situación del país que por décadas ha derramado la sangre de sus habitantes por capricho de algunos dictadorsuchos locales y, en segundo lugar, ¡sorpresa! Jospeh Kony, el líder de la guerrilla “Ejército de Resistencia del señor” y que reclutó a decenas de miles niños para que lucharan (o más bien murieran) por una teocracia en Uganda, ha quedado atrapado entre el fuego, pues se presume que se esconde en las selvas del sur de Centroáfrica.

***vía The New York Times y El País

Posts Relacionados

  • No existen posts relacionados