Da a luz a sus 63 años

Domingo 06.ene.13 | 2:53 pm
John Farrant

Una mujer es madre a los 63 años.

Y no sólo eso, es su cuarto hijo, que además es fruto de un tratamiento de fertilización en una clínica en la antigua Unión Soviética, según la BBC.

Después de un quinto y último intento de fertilización artificial, Patricia Rashbrook logró concebir, y dio a luz por medio de una cesárea a un bebé sano en un hospital de Brighton, al sur de Inglaterra.

Lo que sucedió fue que se casó por segunda vez, sus otros tres hijos (de 26, 22 y 18 años) fueron producto de su primer matrimonio, entonces su segundo esposo y ella quisieron tener un bebé.

John Farrant es su esposo y con 60 años por fin es papá. Mientras él dice “Tenemos un hijo adorable”, Patricia comenta:

“No lo hubiésemos hecho si creyésemos que no vamos a ser unos buenos padres. Los dos estamos muy sanos y nos sentimos muy jóvenes, y tenemos amigos que se han comprometido a hacerse cargo del niño si a nosotros nos ocurre algo”

En el Reino Unido, Rashbrook es la mujer más grande que ha dado a luz, antes de ella, en 1997, una galesa de 60 lo había hecho. Pero ella dice que:

“lo importante en la paternidad no es la edad, sino satisfacer las necesidades del hijo. Nos sentimos muy confiados en que lo vamos a hacer”

Y en el mundo, Adriana de Rumania, es la mujer que ha concebido con mayor edad, en enero de 2005, tuvo un hijo a sus 66 años.

ETIQUETAS

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

LAS MÁS LEÍDAS DE HOY

#Charliecharliechallenge La ouija casera que causa sensación en la red

#Charliecharliechallenge La ouija casera que causa sensación en la red

Lo importante sobre el caso del niño asesinado en Chihuahua

Lo importante sobre el caso del niño asesinado en Chihuahua

¿Buscaban una Mujer Maravilla? Acá tienen a Denise Milani

¿Buscaban una Mujer Maravilla? Acá tienen a Denise Milani

¿Cuándo saldrá Mortal Kombat X en PS3 y Xbox 360? No muy pronto

HiSmart es la mochila inteligente que querrás llevar a todos lados

Un maravilloso viaje por la Antártida grabado con un drone