Martes, 8 enero , 2013

Sobre #YoSoyCan26

yo_soy_can_26_

Horas después de la captura de 25 perros callejeros en las inmediaciones al Cerro de la Estrella, por su posible relación con 4 asesinatos, ha surgido un peculiar movimiento en las redes sociales, destinado a protestar por la detención de estos animales. ¿Qué buscan, es justa su petición?

Dos misteriosos ataques, cuatro cuerpos…

Como ayer te informamos, en un paraje del Cerro de la Estrella fueron hallados los cadáveres de cuatro personas, cuyos cuerpos presentaban lesiones causadas por diversas mordeduras de perros, provocadas antes y después del deceso de las víctimas.

Los primeros dos cadáveres fueron encontrados el 29 de diciembre del 2012 a 200 metros de la calle 5 de mayo y correspondían a Hunashi Elizabeth Mendoza Caamal, de 23 años, y a su bebé de 8 meses. Los otros dos cuerpos eran de Alejandra Ruiz García y Samuel Suriel Martinez (de 15 y 16 años respectivamente), hallados el pasado 5 de enero en la misma zona.

Entonces surgió la teoría de que las muertes podrían haber sido causadas por el ataque de una jauría de perros callejeros.

El operativo y detención de 25 perros…

Horas después, la Secretaría de Seguridad Pública inició un operativo en el que desplazó a más de 100 efectivos a lo largo de la zona, a fin de capturar a los animales.

(Ya quisiéramos que se montaran operativos de este tipo para detener a otro tipo de criminales).

El saldo final de esta acción, fue la captura de 25 perros (7 machos, 10 hembras y 8 cachorros), quienes, tras ser extraídos de las cuevas y grietas que usaban como madrigueras, fueron trasladados al Centro de Control Canino de Iztapalapa.

Poco después, la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal confirmó que las víctimas habían perdido la vida a causa de una hemorragia provocada por las mordeduras de diez o más perros, y que sólo faltaba saber si los canes detenidos habían sido los culpables. Para saberlo, peritos en química realizan un rastreo hemático humano en el pelaje de los animales apresados, y peritos veterinarios realizarán un examen en sus jugos gástricos, a fin de determinar si realmente estos perros fueron los responsables de las muertes.

Al respecto, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal señaló que la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal se apegaría a los protocolos que corresponden a estos casos.

yo_soy_can_26_2

#YoSoyCan26

La versión de la jauría de perros asesinos no ha dejado satisfechos a todos. Conforme han ido pasando las horas, en distintas redes sociales han surgido distintas versiones acerca de lo ocurrido. Desde quienes dicen que todo este asunto es una cortina de humo, hasta quienes señalan que las muertes en realidad fueron obras del crimen organizado (según rumores no confirmados, los cuerpos presenta signos de violación y apuñalamientos).

Incluso, varios vecinos de la zona comentan que no es raro que en el Cerro de la Estrella de vez en cuando se abandonen cadáveres.

Quizá por estas dudas, y ante la falta de pruebas de que los perros capturados realmente sean los culpables de las muertes, en Twitter y otras redes comenzó a difundirse el hashtag #YoSoyCan26, el cual ha tenido una gran aceptación en los usuarios, y que busca la liberación de los perros detenidos. Estos tuiteros exigen que estos animales no sean maltratados, y/o en el peor de los casos, sacrificados.

¿Qué nos deja este caso?

El tema tiene muchas aristas, lamentablemente la experiencia nos dice que estos “casos de crímenes misteriosos”, que tan frecuentes son en México, pocas veces son esclarecidos. ¿Se culpará injustamente a unos perros inocentes? ¿Estos perros serán tratados justamente? ¿Qué está pasando verdaderamente en el Cerro de la Estrella y alrededores?

Quizá nunca tendremos una explicación que nos deje del todo satisfechos, sin embargo, este asunto sí puede dejarnos lecciones muy valiosas. Muchas veces, los perros nos han dado grandes pruebas de lealtad. En Sopitas.com varias veces hemos publicado notas acerca de la fidelidad que pueden llegar a brindar estos animalitos. De comprobarse que estos perros fueron quienes causaron las lesiones de las víctimas, los verdaderos responsables somos nosotros como sociedad.

Cada que compramos un perro y meses después nos cansamos y lo abandonamos “a su suerte”, fomentamos que la población de perros violentos y sin dueño aumente en las calles. Debemos grabarnos muy bien que tener un perro es una responsabilidad de por vida, y no sólo mientras nos dura la euforia.

Y ahora bien, ¿qué se debe de hacer con los perros detenidos? Quienes exigen su liberación ¿piensan dejarlos de nuevo en la calle? ¿Alguien querrá adoptarlos sabiendo que “quizá” atacaron a otras personas”? También habrá de poner atención en la escalada de actos violentos que puede desatarse en contra de los perros callejeros, pues no faltarán quienes alegando que “los perros son un peligro” cometa actos de barbarie en contra de los animales sin hogar.

Ahí está la reflexión sobre la mesa, como siempre, la mejor opinión la tiene cada uno de ustedes. Sólo pedimos un poco de conciencia a la hora de adquirir y tener un perro. Se supone que nosotros somos “los seres pensantes”.

*** Con información de El Universal

Tags: ,


Posts Relacionados