Miércoles, 23 enero , 2013

Devendra Banhart: Retrato de un poeta que vaga en la nostalgia

devendramala

Devendra Banhart es el tipo de persona que no te da una respuesta directa. Eso no significa que evade la pregunta. Más bien toma un camino distinto, va tejiendo una historia, te va dibujando las metáforas, y finalmente cierra el círculo con una conclusión que de alguna manera termina por responderte. Por ejemplo, esto fue lo que dijo ante nuestra pregunta sobre el proceso creativo que adoptó para escribir las canciones de su próximo álbum.

“Pues mira, tienes dinero por aquí y por allá. Me voy a comprar un regalito y luego otra cosita. Tengo solamente cuatro pesos. Tengo que ser económico. Hay que ponerse las pilas y ser consciente. Así puedes comprar un poquito más.”

Er… Ok.

Banhart nos aclara que la gestación del nuevo álbum se fue llevando a su ritmo; o sea, un ritmo paulatino. Es evidente que a él no le gusta darle prisa a las cosas y prefiere seguir un paso más natural.

La entrevista que Sopitas.com condujo con Devendra Banhart fue en español. De vez en cuando, Banhart soltaría alguna palabra en inglés para completar alguna frase, pero eso es comprensible. Para un políglota, a veces es complicado malabarear tantos idiomas en la mente que es inevitable mezclar palabras de diferentes idiomas entre oraciones. En su nuevo álbum, titulado Mala, el artista canta en ingles, español, e incluso tiene una canción en alemán, “Fine Petting Duck”.

Al preguntarle sobre como selecciona el idioma para cada tema, Banhart regresa a la metáfora económica, “Pienso en como poner a mejor uso mi dinero, para que salga lo mejor posible.” También considera que la selección de idiomas es otra manera de tratar de reducir las imágenes, para que estás tengan más fuerza poética.

La poesía es un arma de doble filo para este cantautor. “En mis viajes trato de encontrar poetas. Pero la poesía es horrible. Qué cosa más fea aunque sea parte importante de la música.”

En efecto, la poesía -cuando realmente se sabe apreciar- es un cauce que transmite las emociones del poeta al lector. Cuando las emociones se desatan, la experiencia puede ser tan perturbadora como estimulante. Le preguntamos a Banhart cuáles son sus poetas favoritos.

“Uy (silencio) que buena pregunta. Pero ahorita no sé como responderte. Para leer poesía debo de caer en un abismo. Y en estos momentos no he llegado a un lugar que me sienta horrible.”

Mmm.

El título del octavo álbum de Devendra Banhart se deriva de una palabra ¿En español? ¡No! del serbio que literalmente significa “pequeño”, pero que en términos coloquiales también significa “querido”. El álbum sale a la venta el 12 de marzo y fue producido junto con el guitarrista Noah Georgeson quien ha colaborado anteriormente con Banhart en los discos Cripple Crow y Hear Somebody Say.

Hace algunas semanas se estrenó el primer sencillo de Mala, “Fur Hildegard von Bingen”, una canción que hace referencia a una monja católica del siglo XII. Ayer se lanzó un segundo tema que lleva por nombre “Never Seen Such Good Things” y que puedes escuchar a continuación:

Por muchos años, Devendra Banhart ha sido considerado como un vagabundo. Nacido en Houston, Texas en 1981, Banhart vivió su infancia con su madre en Venezuela. En la adolescencia regresó a los Estados Unidos, donde estudió en el San Francisco Institute of Art. Sin embargo, el joven bohemio encontró su musa en la música y se dedicó a viajar por el mundo para tocar en donde fuera recibido. En 2002 lanzó su primer disco a través Young Gods, el sello discográfico de Michael Gira, la mente detrás de la banda Swans.

A lo largo de su trayectoria, Banhart ha lanzado siete álbumes, se ganó algo de notoriedad por salir al escenario con ropa y maquillaje de mujer o con símbolos fálicos colgando de su cuerpo, y estuvo románticamente ligado a celebridades como Natalie Portman y Rebecca Schwartz. Estos días parece que Banhart ha encontrado algo de estabilidad con su nueva pareja (relativamente nueva ya que lleva más de dos años con ella). La afortunada se llama Ana Kras, una artista de Serbia cuyas dos fotografías, por cierto, son la decoración visual de esta nota.

Estos días, Barnhart sigue siendo un vagabundo pero del tiempo. Las canciones de Mala son temas que remiten a la nostalgia de la juventud. El artista piensa que quizás tenga que ver con el hecho de que ya tenga más de 30 años. “Creo que si estoy pasando por un tiempo de nostalgia. Algo tiene que ser un catalista. Para mi fue la música de Harold Budd.”

Aunque afirma que las canciones no son autobiográficas, como en el caso de “Daniel” donde Banhart canta sobre un chico que crece en la calle Castro de San Francisco. “Tiene la nostalgia, pero nada que ver con mi vida. Es una historia ficticia sobre dos chavos en los círculos gay. Es una historia de amor. Pero la historia tiene un tiempo. Juntos van a comprar tickets para ver a Suede. Y ellos esperan que la linea dure por siempre.”

Mientras siga escribiendo canciones como “Daniel”, nosotros también esperamos a que Banhart se quede en esa linea por siempre. Pero quién sabe a donde el tiempo lleve a un artista que -por naturaleza- no puede centrarse en un punto fijo por mucho tiempo. Pero si es que hay una constante es que, aunque su estilo cambie, su tendencia por tejer historias seguirá intacta.

devendrabuena

Tags:


Posts Relacionados