Viernes, 1 febrero , 2013

Las historias detrás de la explosión del edificio B-2 de Pemex

testimonios_explosion_pemex

Al igual que ocurre con todas las tragedias, la explosión de ayer en el edificio B2 del centro operativo de Pemex en la Ciudad de México, ha dejado tras de sí varias historias y testimonios de quienes estuvieron presentes cuando ocurrió el incidente.

A continuación, algunas de las anécdotas que ya forman parte de la historia de este accidente, y que en menor o mayor medida, podrán ayudarnos a dimensionar y comprender lo sucedido.

El brigadista

Eduardo García se encontraba laborando en la Torre de Pemex al momento de la explosión. Debido a que es brigadista, acudió al sitio en donde se presentó el impacto y permaneció ayudando hasta que cayó la noche. Aún en shock por todo lo que vio, relató para El Universal que:

“Estábamos laborando cuando se escuchó un estruendo. Por instinto propio y por nuestro trabajo, acudimos luego luego al lugar. Somos brigadistas e ingresamos. No sabemos qué pudo ser, pero se desplomaron dos niveles. Había mucha gente herida (…) lo más impresionante es ver a la gente que pide ayuda, cuando están desesperados, atrapados bajo los escombros. Al ver su rostro de sufrimiento sientes impotencia por no poder ayudarlos más rápido”.

torre_pemex_0213

Los relojes checadores

Alejandro García, otro trabajador que estaba en el edificio D del complejo (a lado de donde se registró la explosión), también relató su experiencia…

“Cuando me asomé, fue una voladera de papeles y gente corriendo. La explosión fue justo donde están los relojes checadores. Había mucha gente, era la hora de salida”, comentó y añadió que no vio fuego.

Precisamente, al ser la hora de la salida de varios trabajadores, la zona de los relojes checadores tenía gran afluencia, uno de ellos fue Agustín Olmos, quien estaba a punto de abandonar las instalaciones. “No hubo tiempo para taparse los oídos, cayeron muchos vidrios de la estructura y lo primero que hicimos fue correr a ayudar a los compañeros”.

Silvia Hernández, quien el próximo sábado cumplirá 30 años trabajando en Pemex, se encontraba haciendo fila en el reloj checador para marcar su salida, cuando escuchó el estallido.

“Vi la explosión de vidrios, gente con sangre, fue algo muy fuerte, no puedo decir más, porque lo recuerdo y me pongo nerviosa. Sentí terror, angustia. Se colapsó un puente que tenemos, se colapsó totalmente, y muchos compañeros quedaron enterrados ahí. Yo veía a la gente cómo le caían los vidrios, iban con los vidrios enterrados”

Avisaron por medio del celular

También hubo quienes se auxiliaron de la tecnología para informar a sus familiares que se encontraban con vida, e incluso, pidieron ayuda. Uno de ellos fue Carlos López Boneti, quien por medio de su teléfono celular se puso en contacto con su familia.

López Boneti se encontraba debajo de los escombros del edificio B-2. Alrededor de las 18:00 horas le marcó a su mamá para comunicarle que estaba vivo, y acompañado por 10 personas más entre la zona que comprendía el mezzanine y el primer piso. La llamada se cortó por lo que sus familiares acudieron al lugar a pedir ayuda.

“Me llamó, me dijo que estaba atrapado, ayúdenlo”, decía su mamá afuera de las instalaciones de Pemex, sin que las autoridades le prestaran mucha atención.

Después de una hora, Carlos consiguió comunicarse nuevamente con sus familiares para avisarles que se encontraba bien y que se quedaría más tiempo para ayudar a la remoción de escombros.

testimonio_wendy_pemex_

Cosas del destino

Incluso hay historias más impresionantes y desgarradoras. Una de ellas es la de Irving Omar Martínez, un trabajador de Pemex que el día de ayer llevó su hija Dafne Sherlyn Martínez, de nueve años, a que conociera el lugar en donde labora, justo en la oficina de relaciones públicas del edificio B2.

Dafne debía hacer una tarea explicando en qué trabaja su papá. Llegó unas tres horas antes de la explosión vistiendo aún el pants de su escuela. Después de la explosión, y tras horas de angustia, Wendy Carvajal, esposa de Irving, recibió la conformación de que su esposo estaba muerto. En cuanto a su hija, aún permanece desaparecida.

También se cuenta que un trabajador de intendencia, el cual resultó herido, estaba apenas participando en su primer día de trabajo.

Y claro, también tenemos el caso del ya célebre “Wolverine”, un hombre que estuvo ayudando a sacar víctimas y heridos de la zona, y que se hizo famoso por su parecido con el superhéroe de Marvel Comics.

Las webcams

Una de las cámaras instaladas por Webcams de México logró captar el momento de la explosión a kilómetros de distancia. Este es el video

¿Conoces alguna historia relacionada con la explosión de ayer?

*** Vía Reforma, El Universal, Excélsior y CNN

Tags: ,


Posts Relacionados