Sopitas.com » Un análisis militar de la Batalla de Hoth en El Imperio Contraataca
Viernes, 15 febrero , 2013

Un análisis militar de la Batalla de Hoth en El Imperio Contraataca

Batalla de Hoth 2

Desde una perspectiva rigurosamente militar, la Batalla de Hoth, librada entre las fuerzas rebeldes lideradas por Han Solo, Luke Skywalker y la Princesa Leia, contra las legiones imperiales al mando del mismísimo Darth Vader, aparecida en la secuela de “Star Wars” “El Imperio Contraataca”, fue un fiasco monumental que pudo haber resultado en una masacre de los rebeldes, de la cual jamás se hubieran podido recuperar.

En la película, la Batalla de Hoth resultó en una especie de victoria para los rebeldes, pero si Darth Vader hubiera sido un poco más inteligente y sus tropas menos incompetentes, éste hubiera destrozado a la alianza rebelde, salvando así la hegemonía intergaláctica del imperio.

Batalla de Hoth 1

Hoth es un sistema congelado donde los rebeldes tienen una base secreta durante la primer escena de “El Imperio Contraataca”. De acuerdo al argumento, era crucial que “los buenos” defendieran los generadores de energía para proteger a la base del bombardeo de los Star Destroyers imperiales mediante un campo de fuerza QUE PODÍA SER ATRAVESADO POR VEHÍCULOS TERRESTRES Y AÉREOS.

Ahora, el único medio de defensa de los rebeldes contra la flota imperial era un cañón de iones protegido por un par de piezas de artillería. Por otro lado, el imperio contaba con 5 vehículos terrestres AT-AT, cientos de tropas imperiales listas para atacar y unos tres Star Destroyers esperando a que el campo de fuerza que protegía la base fuera destruido para comenzar el bombardeo.

Algunos especialistas han considerado la Batalla de Hoth como el ejemplo primordial de la gran capacidad que un poder hegemónico tiene para subestimar las capacidades ofensivas de una fuerza rebelde.

Batalla de Hoth

Primero que nada, Darth Vader comete un error estratégico al revelar su posición a los rebeldes, permitiéndoles activar su campo de fuerza de defensa; perdiendo así el factor sorpresa del que gozaba la flota imperial.

De haber hecho su trabajo bien, Vader hubiera enviado un despiadado ataque aéreo para causar una desorganizada retirada de las tropas rebeldes, atrapándolas dentro de su base para rematarlas con las fuerzas terrestres, pero no fue así.

En lugar de un ataque aéreo, Vader se decidió por un inefectivo ataque terrestre liderado por unas cuatro o cinco unidades AT-AT y algunos escuadrones de stormtroopers que los rebeldes repelieron desde sus trincheras.

Caminante AT-AT

Caminante AT-AT.

Fue en ese momento en que Luke Skywalker, el piloto más valioso de las fuerzas de defensa aérea, coordinó la destrucción de una unidad AT-AT y y él mismo destruyó otra abordo de su Snowspeeder; demostrando la ineficiencia imperial para luchar y defenderse.

Sin embargo, gracias a un accidente feliz, el generador que los rebeldes debían defender con su vida fue destruido posteriormente, desactivando el campo de fuerza y permitiendo la entrada de los temibles Star Destroyers para bombardear la Base Echo.

Rato más tarde, los rebeldes comienzan la huida y tanto Han Solo como la Princesa Leia inician su escape abordo del Halcón Milenario. Pero existe un problema, Vader NO puede aprovechar la situación para bombardear la base porque ÉL mismo se encuentra ahí coordinando el ataque final.

Snowspeeder rebelde.

Snowspeeder rebelde.

Recordarán que en la película, Vader se baja de su Star Destroyer para comandar el asalto a la Base Echo, para buscar personalmente a los dos comandantes rebeldes principales (Han y Leia) sólo para verlos huir en su destartalada nave.

Al comienzo de la batalla, un  comandante rebelde comenta que existe un bloqueo impuesto por los Star Destroyers que orbitan Hoth, dificultando la entrada y salida de naves del sistema; sin embargo, Han Solo parece burlar fácilmente este fatuo bloqueo gracias a sus habilidades tras los controles; evidenciando una vez más lo inútil que es el Imperio para controlar a un puñado de rebeldes.

Batalla de Hoth 6

Esto no pasa sólo una vez, sino dos, cuando Luke huye del lugar con la misma facilidad para dirigirse a Dagobah, lugar donde conocerá a Yoda y comenzará su entrenamiento Jedi (Cosa que el emperador Palpatine le pidió expresamente a Vader evitar).

Una vez que Luke comienza su carrera como Caballero Jedi, el Imperio está virtualmente jodido, marcando el inicio del fin para el Imperio Intergaláctico.

¿El resultado?

Una vergonzosa victoria rebelde contra un ambiguo fracaso imperial que al final terminó en su total aniquilación. ¿Quieren debatir este análisis militar, vean de nuevo la Batalla de Hoth en “El Imperio Contraataca”, un clásico del cine de ciencia ficción.

***Vía Wired .

Tags: ,




Comentarios

Últimas Noticias