A los 101 años, se retira el maratonista más viejo

Jueves 21.feb.13
Fauja Singh

Antes de correr su última carrera en Hong Kong, ya con 101 años encima, Fauja Singh, el maratonista más longevo del mundo mundial, dice que está triste por retirarse de las carreras, pero que aún puede correr y echar brinco saltar.

“Me siento mal por el hecho de tener que retirarme. Realmente no quiero escuchar la palabra retirada porque todavía puedo correr y saltar. Es una sensación negativa que nunca antes había experimentado”

Extraordinariamente, el nacido en la India, pero de nacionalidad británica, comenzó su carrera como corredor, un poco más grande de lo habitual, ya que tenía ¡89 años! y que desde ese momento ha completado 9 maratones, pero que la bola (de años) ya le pesa, por lo que, aunque se sienta bien para seguirle dando, mejor lo hará para seguir manteniéndose en forma.

“Tengo sentimientos encontrados, pienso que cuando deje de correr la gente no me va a querer. Ahora todo el mundo me quiere y espero que nadie me olvide o me ignore. Cuando te haces viejo te vuelves como un niño y necesitas atención. No voy a dejar de correr, pero ya lo haré para mi salud personal”

Este señor, que debe ser ejemplo para muchos, ha corrido en Nueva York, Toronto, Londres y Canadá, entre otros lugares, y aquí tenemos un videito donde puedes ver a este señorón:

¿Ahora si ya te vas a salir a correr?

ETIQUETAS

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

LAS MÁS LEÍDAS DE HOY

#EpicFail Se les cayó el muerto... que tenía una erección

#EpicFail Se les cayó el muerto... que tenía una erección

Reacciones de las mujeres al ver películas porno

Reacciones de las mujeres al ver películas porno

¿Por qué te puede detener un Policía Federal en carretera?

¿Por qué te puede detener un Policía Federal en carretera?

Amazon quiere que hagas tus compras con sólo apretar un botón

¿Cuándo podremos ver el segundo tráiler de Star Wars: The Force Awakens?

Todavía estás a tiempo de participar en los premios Innovadores menores de 35 México del MIT