» Carlos Cuarón nos habla de su nueva película, “Besos de azúcar” Sopitas.com

Carlos Cuarón nos habla de su nueva película, “Besos de azúcar”

Martes 12.mar.13
besosdeazucar

Una de las películas que más llamó la atención de los asistentes a la más reciente edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) fue “Besos de azúcar”, el nuevo largometraje de Carlos Cuarón.

“Besos de azúcar” es la historia de amor de un par de niños incomprendidos que viven en el barrio de Tepito. Él es hijo de una policía de tránsito y su padrastro tiene un puesto de discos piratas, ella es la hija de la jefa de los ambulantes de la zona; ambos encuentran la compañía que necesitan en el otro y hacen todo lo que pueden para poder estar juntos. Se trata de un relato acerca del primer amor, ubicado en un entorno social complicado.

Antes de que el FICG llegara a su fin, pudimos platicar sobre “Besos de azúcar” con su director y co guionista, Carlos Cuarón; su co guionista, Luis Usabiaga, y uno de sus actores, Jorge Mondragón.

“Como se ha dicho, ya todo está escrito y como dijo Godard ‘el cine está muerto’. Entonces, como ya se contó todo, contemos la historia a nuestra manera. En este caso es una historia del primer amor y lo que nosotros  quisimos fue hacer nuestra propia historia en donde el contexto fuera muy fuerte y fuera parte de lo que limita la libertad de los niños, para mí el contexto es muy importante”, inició Cuarón, refiriéndose a la historia que se cuenta en “Besos de azúcar” y a las razones que hubo para contarla.

A lo dicho por el director, Luis Usabiaga complementó: “Queríamos hacer una historia contemporánea y en este contexto en particular. Por otro lado, en mi caso también era una especie de ajuste de cuentas con la infancia y con el tránsito a la adolescencia porque no deja de estar ahí la carga emocional de lo que uno experimentó, pasando por esa etapa que además se queda grabada en uno de los lugares más agradables de la memoria”.

Siguiendo con el entorno social, éste es muy importante en “Besos de azúcar” y acerca de la experiencia de haberla rodado en locaciones como Tepito, su director nos comentó: “Encontrar las locaciones que quieres te lleva mucho tiempo, pero ya que las encontramos no fue difícil, sobre todo las de Tepito porque la gente ahí es increíble, te apoya, te apapacha y te cuida, la verdad ahí nos la pasamos muy bien y todo fluyó. Lo que estuvo de hueva fue Polanco porque ahí nos trató muy mal la gente”.

Los dos protagonistas de “Besos de azúcar” (Daniela y César) son niños y aunque una de las reglas del espectáculo indica que hay que evitar trabajar con ellos, Cuarón opina que esa afirmación es falsa, ya que el proceso de trabajo por el que pasó con sus pequeños actores fue sumamente enriquecedor y le enseñó muchas cosas. El cineasta mexicano quedó muy impresionado con el desempeño de ambos niños durante la filmación, sobre todo porque se trataba de su primera vez como actores profesionales.

Además de los dos protagonistas (Nacho y Mayra), “Besos de azúcar” cuenta con una enorme diversidad de personajes que resultan bastante “llamativos” debido a sus características y que juegan un papel importante para que la historia se desarrolle adecuadamente. Algunos de ellos son La diabla, Chiquibuki, Joao, Licha, el Chilaquil y Cacayo.

Para interpretar a tan coloridos personajes, se necesitaban actores que cumplieran con las características adecuadas. Después de un proceso largo de casting, Carlos Cuarón consiguió a los elementos adecuados, entre los cuales estuvieron Enrique Arreola, Verónica Falcón, Kristian Ferrer, Héctor Jiménez, Paloma Arredondo y Jorge Mondragón, viejo amigo del director.

Durante la plática, Mondra (como lo conocen sus amigos) comentó que para él fue muy divertido participar en “Besos de azúcar” y que trabajar con Carlos siempre es un placer, ya que es una experiencia similar a jugar un partido de futbol con tus amigos debido a que no existe una presión y no hay tensión.

Sobre la inspiración para crear a los personajes de la cinta, Usabiaga nos dijo: “Son arquetípicos, toda esta historia tiene algo de fábula, eran personajes que queríamos ver en pantalla en el contexto de nuestra historia”.

Tal y como pasa con la mayoría de las películas, uno de los aspectos más importantes de “Besos de azúcar” es su final, el cual, en este caso, es abierto y nos invita a crear nuestras propias versiones de cómo acabó la historia, pues es algo que, en realidad, no queda claro. Esta incógnita que nos dejan al final del filme, es con toda la intención de dejarnos pensando.

“Me encantó encontrar ese final, porque de alguna manera encontramos nuestra libertad”, finalizó Cuarón, siendo claro y directo sobre el por qué del final de “Besos de azúcar”.

besosazucar2

Tags:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

LAS MÁS LEÍDAS DE HOY

Así va Kim Kardashian al cine

Así va Kim Kardashian al cine

La tecnología el servicio de la calentura

La tecnología el servicio de la calentura

10 videos musicales que te van a regresar a la adolescencia (Parte 1)

10 videos musicales que te van a regresar a la adolescencia (Parte 1)

Erick Lamela y... ¿el gol del año?

Erick Lamela y... ¿el gol del año?

Ahora resulta que si escuchas Radiohead eres brillante y si escuchas Beyoncé eres idiota

Ahora resulta que si escuchas Radiohead eres brillante y si escuchas Beyoncé eres idiota

Las mejores fotos del Eclipse Solar

Las mejores fotos del Eclipse Solar