Sábado, 25 mayo , 2013

Aaaaaaaaaaw Ternuringa del zorrito sin el sabueso

Zorritos

Porque en estos tiempos aciagos, el mejor paliativo es el momento ternuringa en donde abandonamos todo rastro de voluntad, les presentamos este momento ternuringa que, a decir verdad, me derritió con tanto derroche de juego entre unos zorritos y su mamá…pues zorra (no hay otra manera de decirlo).

En algún lugar del campo, alejado de todo el ajetreo citadino, los cachorros de una mamá zorra corretean entre el pasto, las hierbitas y las flores de su hogar. La manada de animalitos disfruta de sus momentos de ocio entre mordidas de juego y gruñidos entre hermanitos.

Zorritos4

Zorritos1

Zorritos2

Zorritos3

La idílica naturaleza de algún campo de Inglaterra se vuelve el marco perfecto para que estos animalitos comiencen una vida donde los juegos inocentes se convierten en herramientas de supervivencia. Atenta, su madre los vigila para evitar el peligro.

Zorritos5

La mayoría del tiempo, el papá zorro se queda en casa para jugar con sus pequeños.

Zorritos6

Hace unas semanas, la madre sufrió una herida que la incapacitó para cazar el alimento de ella y sus cachorritos. Gracias a la ayuda de un amable campesino que vio con buenos ojos su presencia, ésta puede sobrevivir y darles sustento a sus zorritos con las sobras que éste le deja en un botecito.

Zorritos7

Al final, la mamá zorra espera a sus pequeños para alimentarlos.

Zorritos8

Y después de ver esta compilación tan tierna, nuestra reflexión es esta: “Qué bueno es vivir en un mundo donde, a pesar de las tranzas, los gobernadores corruptos, los conflictos y todo lo malo que nuestra naturaleza engendra, aún existen zorritos jugando en alguna parte del mundo”.

***Richard Austin Images

Tags: ,


Posts Relacionados