Jueves, 19 septiembre , 2013

La ciencia detrás de una buena rasurada

hombre rasudara

Otro día para ir a la oficina, suena el despertador, te paras frente al espejo y te das cuenta de que te toca rasurarte, pero ¿cuál es la mejor forma de obtener la rasurada perfecta?

Primero que otra cosa, tenemos que entender que existen algunos pasos a seguir; obtener una buena rasurada no es cualquier cosa, es todo un ritual: ¿Cuál es el mejor rastrillo? ¿Gel o crema de afeitar? ¿En la regadera o en el lavabo? Todo esto implica  tiempo, tal como ocurre con las chicas al momento de maquillarse. Posiblemente no sea una regla estricta pero hay que tener en cuenta algunas cosas para lograr que nuestro rostro se vea radiante, como por ejemplo, conocer nuestro tipo de piel y saber hacia dónde sale el vello para evitar irritaciones posteriores; el ambiente también cuenta, la regadera no siempre es la mejor opción, estar frente a un espejo con buena iluminación es lo mejor para que no quede rastro y por supuesto, para no dejar los molestos vellos enterrados, una buena loción es importante.

Por raro que parezca, un ritual que parece ordinario para millones de hombres alrededor del mundo, cuenta con la tarea de muchas personas que trabajan día y noche con la noble tarea de hacernos la vida un poco más sencilla.

3573 Baby AZ

El Centro de Innovación de Gillette  es uno de esos lugares en los que cientos de dermatólogos, ingenieros industriales y diseñadores se encargan de estudiar una y otra vez las diversas formas y técnicas que usamos los caballeros para rasurarnos, detallando cuidadosamente qué hacemos bien y cómo se pueden mejorar aún más los productos que existen en el mercado. Como si se tratara de un complicado experimento, cámaras de video, estilo la Phantom de Televisa Deportes, graban cómo  las navajas de cada rastrillo pasan por nuestras mejillas y las máquinas arrojan datos muy interesantes, como por ejemplo el movimiento más común para rasurarse,  o la presión que ejercemos al momento de pasar el rastrillo: (hay personas que aplican presión de hasta 1.5 kilos). Para acabar, la ayuda de diversos sensores permiten identificar los tipos de movimientos que se utilizan, aquellos que provocan irritación y en algunos casos, esos molestos cortes. Por si fuera poco, aditamentos como el Rapid Prototyping, permiten conocer a detalle los distintos tipos de piel y de vello facial. De esto se han colgado algunos científicos, que al conocer a la perfección el tipo de vello facial, los cortes que hace la competencia y cómo reacciona la barba de cada individuo, para crear maquinas tan avanzadas como el Fusión, con 5 cuchillas en el frontal y una en la parte de atrás, para perfilar patillas, se encarga de hacer un mejor trabajo, de hecho mil veces más efectivo gracias a sus cuchillas probadas en cientos de ocasiones antes de llegar al consumidor.

75067881_FullSize_Z1C1_WE

Por supuesto, todos estos inventos tendrían un muy alto costo pero, lo que alegan los especialistas, es que estas hojas durarían muchos más y serían más efectivas. Quizá resulte difícil creer que una compañía que se dedica a fabricar -entre otras cosas- rastrillos y hojas de afeitar invierta tanto en ciencia y tecnología. Sin embargo, Gillette se ha dedicado a la innovación de productos basándose en esos dos elementos, incluso desde sus inicios. King Camp Gillette, fundador de la compañía, introdujo en 1901 un tipo de cuchilla desechable, la cual se convirtió en un éxito comercial ya que evitaba los incómodos riesgos de rasurarse todos los días con una afilada navaja. Casi siete décadas más tarde, Gillette lanzó al mercado una cuchilla de doble filo, la cual ya no estaba hecha de acero al carbono como se acostumbraba hasta entones, sino que su fabricación era a base de acero inoxidable.

Patente-Gillete Diagrama con el que King Camp Gillette patentó su máquina en 1904

Estos avances fueron determinantes para la construcción de la empresa estadounidense y de la industria del aseo masculino, todo hecho a base de investigaciones, diseño y estudios de mercado. Desde entonces, el desarrollo de productos en Gillette se ha vuelto algo mucho más sofisticado, pues hace mucho que el reto dejó de ser la oferta de un producto práctico y seguro; ahora el objetivo es entregar algo que se eficiente y que ofrezca la mayor comodidad posible. Es por ello que buena parte de los esfuerzos de la compañía se han destinado a la tecnología cuyo objetivo sea la fabricación de productos innovadores. Un ejemplo claro de es el de Gillette Mach 3, un rastrillo lanzado a finales de la década de los 90 cuyo proceso de investigación y desarrollo tuvo un costo de más de 750 millones de dólares. ¿El resultado? Una poderosa máquina diseñada específicamente para permitir una afeitada con menor presión sobre la piel (lo que significa una menor irritación),  y que con sus 3 navajas era capaz de rasurar de forma más rápida y sencilla sin sacrificar el confort gracias a su sistema soporte.

Mach-3 Mach 3, el modelo que lo cambió todo

Fue así como el Mach 3 se convirtió en uno de los más grandes éxitos para Gillette, pues además su estructura en aluminio lo hacía ver como un verdadero gadget. Nada era casualidad, todo estaba diseñado y construido con un cuidado milimétrico para que la diferencia entre éste y cualquier otro rastrillo fuese evidente. Hoy en día la compañía sigue por el camino de la innovación, pasando por los rastrillos de hasta seis navajas ultrafinas y las máquinas de afeitar, hasta otros productos como cremas hidratantes y espumas.

Si algo ha dejado claro Gillette, es que para ser el mejor en una industria, es necesario invertir en las nuevas ideas.

5 consejos para una rasurada perfecta

1. No hay mejor momento para rasurarse que después de un buen baño con agua caliente, ya que la cara aún está húmeda y los poros abiertos.

2. Antes de afeitarse se debe utilizar algún tipo de espuma o gel con PH neutro. De esta forma es más sencillo pasar la navaja sin irritar ni cortar la piel. Eso sí, las navajas deben reemplazarse más o menos cada 3 usos, pues al perder filo provocan irritación aún al usar alguno de estos productos.

3. La forma adecuada para aplicar una buena rasurada es pasar el rastrillo en la misma dirección al crecimiento del vello, sin hacerlo más de dos veces por el mismo lugar.

4. Un buen y práctico consejo es comenzar por las partes de la cara más sencillas de afeitar, como las patillas y mejillas. Finalmente, se continúa en las zonas con bordes que requieren más cuidado y atención.

5. Si eres de los que rasuran diariamente o más de una vez al día, entonces es recomendable usar suavizantes after shave sin alcohol que humecten la piel.

Tags: ,


Posts Relacionados