Por su peligrosidad, los elotes fueron prohibidos en Durango

Lunes 16.sep.13
elotes

En muchas partes del país se realizó el tradicional Grito de Independencia… pero para que éste se llevara a cabo sin ningún evento qué lamentar, se tuvieron que hacer algunos sacrificios.

Gran decepción sufrieron varios asistentes a las fiestas patrias realizadas en Durango, cuando se dieron cuenta de que los tradicionales elotes fueron prohibidos debido a que las autoridades consideraron que podían ser utilizados como proyectiles, razón por la que los comerciantes no pudieron ofrecerlos ni en palito o con olote.

Por suerte, los comensales todavía pudieron optar por echarse unos esquites pese a su inminente peligrosidad –el chilito piquín soplado en los ojos puede hacer las funciones de gas pimienta-.

De acuerdo con Rafael Rosales, director general de Inspectores Municipales, esta medida se cumplió ya que el cabildo simplemente atiende las instrucciones enviadas por instancias de seguridad a nivel federal.

Hasta el momento se desconoce si esta acción de inteligencia en seguridad nacional también abarcará a los algodones de azúcar o a los letales muéganos –que bien hechos y lanzados con la suficiente fuerza andan descalabrando a cualquiera-.

Por otra parte, también se prohibió el comercio de artefactos menos letales como pólvora, aerosoles, latas y diversos artefactos punzocortantes.

Búrlense si quieren, pero hasta el momento se reporta saldo blanco por heridas causadas por elotes.

ETIQUETAS

ARTÍCULOS RELACIONADOS
comments powered by Disqus

LAS MÁS LEÍDAS DE HOY

WTF?! Actriz española se inventa una carrera en Hollywood...con Photoshop

WTF?! Actriz española se inventa una carrera en Hollywood...con Photoshop

10 cosas que son ilegales en Norcorea

10 cosas que son ilegales en Norcorea

Para que alegren su día...aquí el #LDM!!

Para que alegren su día...aquí el #LDM!!

Jared Leto ya inició su transformación en The Joker

Filtran la fecha de lanzamiento de Metal Gear Solid V

Primeras imágenes de Joseph Gordon-Levitt como Edward Snowden