Viernes, 20 septiembre , 2013

¿Buscando chamba? La NASA te paga por permanecer tres meses acostado

acostado_

¿Buscas chamba pero no quieres salir de tu rica y confortable cama para evitar la fatiga? Pues la NASA tiene el trabajo ideal para ti.

Esta agencia espacial estadounidense busca voluntarios para un estudio de tres meses en los que su único pendiente será permanecer en total estado de reposo en su cama, y lo mejor, es que por esto se les pagará un salario.

Esto es conocido como “Proyecto Análogo de Vuelo” y busca estudiar qué efectos tendría sobre el cuerpo humano el realizar viajes espaciales de forma prolongada, y registrar las reacciones del cuerpo a un reposo de aproximadamente 70 días.

Los voluntarios deberán tener los pies a una altura ligeramente superior a la de su cabeza, para que la gravedad empuje los fluidos corporales hacia su cabeza, y así se simule la falta de gravedad a la que se exponen los seres humanos durante sus misiones de larga duración en el espacio exterior.

Si tienes talento en aquello de quedarte en estado inerte por días enteros, lo que tienes que hacer es aprobar un examen físico de clase III de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, en el que se valorará tu audición y visión, y se te realizarán exámenes de enfermedades infecciosas, orina, sangre, electrocardiograma y pruebas de detección de alcohol y drogas. Tampoco debes fumar y tu edad tiene que oscilar entre los 25 y 55 años.

Y es que según Ronita Cromwell, coordinadora de esta investigación, no quieren holgazanes para su estudio, pero pues nada se pierde con que algún bolsón lo intente y termine haciéndose de esta súper chamba. La NASA recomienda que quienes sean elegidos tengan algún pasatiempo en lo cuál ocupar tooooodo su tiempo libre. No hay bronca, yo voy media atrasado en el Candy Crush.

El estudio se realizará durante el otoño en el Centro Médico de la Universidad de Texas en Galveston (UTMB).

De acuerdo a John Neigut, investigador del Proyecto Análogo de Vuelo, cada uno de los participantes formará parte de áreas de investigación distintas hay estudios de testosterona y estudios cardiovasculares; los voluntarios también serán sometidos a resonancias magnéticas durante el desempeño de tareas simples, a fin de ver cómo funciona el cerebro en estas condiciones.

¿A poco no es el trabajo ideal? ¡Vamos!

*** Vía Excélsior

Tags:


Posts Relacionados