Paranoid

Originariamente su nombre iba a ser War Pigs, pero debido a presiones de la discográfica se cambió el nombre a Paranoid. Fue grabado y publicado en el año 1970, constituyendo el primer éxito de la banda, y hasta nuestros días es considerado un disco de culto. El disco llegó a ser número uno en el Reino Unido, y hoy en día sigue siendo el más vendido LP de Black Sabbath.

“Planet Caravan” es la canción que le sigue, una relajada composición donde Ozzy Osbourne muestra su voz más dulce y melancólica.

Tras ella, aparece el tema “Iron Man”, en cuyas letras se refleja la historia de un hombre que, viendo el fin de la humanidad, viaja al pasado para salvarla. En su viaje a través del campo magnético, se convierte en Iron Man, perdiendo el habla y el movimiento. Cuando quiere advertir a la humanidad acerca del desastre, es ignorado, por lo que clama -y consigue- su venganza, desatando el fin que había venido a evitar.

El factor clave de esta pieza es sin lugar a dudas su genial y singular riff, uno de los mejores y más conocidos de la historia, que se repite de forma hipnótica. Asimismo es destacable el excelente trabajo en la batería de Bill Ward, que imita con su tan particular estilo el riff de la guitarra.

El siguiente tema es “Electric Funeral”, uno de los más siniestros de la discografía de Black Sabbath, donde dibuja un mundo devastado por la guerra nuclear con un excelente trabajo de los cuatro miembros que da como resultado una atmósfera que exhala pesimismo.

Le sigue “Hand of Doom”, la primera canción en la que Black Sabbath trata el tema de la adicción a las drogas, tras la cual viene “Rat Salad”, breve tema instrumental compuesto para el lucimiento de Tony Iommi y sobre todo de las baquetas de Bill Ward.

El álbum concluye con “Fairies Wear Boots”, otra canción con un impecable trabajo del guitarrista Tony Iommi y con una letra que bromea respecto del abuso en el consumo de alucinógenos.

Comentarios