Los hombres disfrutan más las caricias y los besos

Por más machos que nos guste pensar que somos, la verdad es que no hay quien se resista a una buena caricia. O al menos eso dice un estudio realizado por la Universidad de Indiana, Estados Unidos que examinó a 1000 parejas entre las que se contaban estadounidenses, alemanes, brasileños, japoneses y españoles entre 40 y 70 años, que tenían una relación de más de 25 años.

Los resultados arrojaron la penosa realidad (para quienes se consideran “Don Juan”) de que los hombres son más felices con los arrumacos. Es decir que los varones que besan y abrazan con frecuencia a sus parejas son tres veces más felices que el resto. Mientras que para las mujeres este tipo de caricias no influyen en el grado de satisfacción respecto a la pareja.

En los niveles de felicidad con la pareja de las mujeres, influye la duración de la relación y su propia actividad sexual, en los niveles de felicidad de los hombres, influyen la duración de la relación, la salud física, la salud sexual y la satisfacción de su pareja. Ahora resulta que nosotros somos el lado desinteresado y generoso de la moneda.

El estudio también reveló que la satisfacción sexual de las mujeres mejora con el tiempo, a partir de los primeros 15 años de relación. Así que si después de 3 años siguen pensando que finge los orgasmos, más vale que se armen de paciencia.

Comentarios