En la nota idiota del día… se tatúa todo el cuerpo para celebrar su divorcio

Para muchos, el divorcio representa la liberación de una situación desagradable. Pero hay gente que de verdad se vuelve loca.

Jacqui Moore de 41 años se divorció en el 2003 de su matrimonio, el cual duró siete años. Al poco tiempo se fue a tatuar algo que simbolizara el final de su matrimonio y ahí conoció a Curly, el hombre que la tatuó y de quien se enamoró más tarde .

Desde que conoció a Curly se tatuó el 85% de su cuerpo, unicamente dejó su cara y axila izquierda sin pintar. Para su fortuna, su nuevo novio es quien la tatúa y no le ha cobrado ni un centavo, pero si las cosas fueran distintas, su tatuaje de flores, libelulas, telarañas y más, le hubieran costado cerca de 13 mil 500 libras.

Como siempre decimos, cada quien sus gustos, pero con tanto tiempo por delante quien sabe si seguirá queriendo tanto su mega tatuaje. Mínimo ahora está contenta y los diseños quedaron bien, no como los tatuajes del fanático de Avatar.

Comentarios