Tour del fin de semana

Aunque sea quincena, salir de la ciudad no siempre será una opción. Pero, oh ventaja de los chilangos, este honorable monstruo cuna del smog tiene varias sorpresas preparadas para nosotros. Aquí unas cuantas sugerencias para un sábado o domingo bueno, bonito y barato.

Catedral + San Ildefonso + Salón Corona:

Es extraño como la rutina no nos deja percibir tantas cosas que tenemos al alcance de nuestras manos. Por ejemplo, nuestra honorable Catedral Metropolitana, que valga la aclaración, se alza frente a la Plaza de la Constitución en el merititito corazón de la ciudad. Con 59 metros de ancho, 128 de largo y 60 metros de altura, fue terminada en 1813.

No es de dudar que todos hayan ido alguna vez a verla, pero, vale la pena regresar y descubrir algunos secretitos como el coro que se encuentra en medio del órgano monumental, la sacristía que cuenta con una serie de murales de Cristóbal de Villalpando y Juan Correa. Las criptas, no pueden faltar, y tal vez la opción más emocionante, los campanarios, desde donde podrán ver un panorama único de la ciudad.

Para poder visitar estas maravillas de la Catedral Metropolitana, que por cierto es la más sobresaliente de hispanoamérica, sólo necesitan acercarse al mostrador que se encuentra el costado derecho dentro del edificio. Cada recorrido tiene un costo aproximado de $15 pesos.

Saliendo de Catedral, una excelente opción será visitar la exposición de Annette Messager en el Museo de San Ildefonso (Justo Sierra No. 16, detrás de la Catedral). La curaduría realizó una selección de el trabajo más representativo de esta artista contemporánea francesa, la más completa exposición de Messeger en America latina, eligiendo piezas como Casino, que en verdad es hipnótica.

La entrada al museo cuesta $45 pesos, pero si llevan su credencial de estudiantes les harán un descuento. Es importante que recuerden que el museo cierra a las 5:30 y el recorrido les tomará aproximadamente una hora y media.

Para concluir el día con broche de oro, podrán caminar a la calle de Bolívar No. 24, y cenar unos buenos tacos en compañía de una cerveza de barril en el clásico Salón Corona.

Qué lo disfruten.