Conoce a Amor y Paz, las máscotas para superar la crisis en Fukushima

Aunque últimamente no hemos escuchado muchas noticias sobre los daños que dejó el tsunami en Japón a principios del año, las consecuencias llegan también con las nuevas alternativas para superar la crisis. Es el caso de la situación en una casa hogar para ancianos en Suisyoen.

El lugar no tuvo daños en su estructura, pero el inmueble fue desalojado debido a los ya conocidos problemas en la planta nuclear de Fukushima, que se encuentra a 27 kilómetros. Fueron dos meses en los que el lugar quedó deshabitado. En mayo, los ancianos regresaron aún con la posibilidad de sufrir contaminación radioactiva y con la pena por superar.

Fue entonces que Daiwa House donó dos de sus ejemplares robóticos llamados Paro. Se trata de focas recubiertas de piel antibacterial que han servido como acompañamiento para los residentes del lugar. Bautizadas con el nombre de Amor y Paz, estas creaciones son rentadas usualmente por 12.000 yenes  al mes (un equivalentre de 155 dólares según Milenio).

Chequen las imágenes de estos robots, que han sido la mejor terapia para los habitantes de esta asilo.

Estamos hablando de:

Japón