El paro de la NBA y sus consecuencias

Las pláticas para que los dueños de los equipos de la NBA y los jugadores de la liga lleguen a un acuerdo para evitar el paro laboral, están en un punto muerto. Incluso los directivos han acusado a los jugadores de no cooperar en las negociaciones hacia un acuerdo colectivo.

Uno de los puntos clave que mantiene el tira y afloja en las pláticas es el de los salarios de los jugadores. El cincuenta y siete por ciento de los ingresos de los equipos se destina a pagar los jugosos contratos de las estrellas y estos no piensan bajar sus pretensiones y han propuesto quedarse con el 54.3 por ciento. Incluso David Stern, el comisionado de la liga, criticó al abogado de la Unión de Jugadores de actuar de mala fe. Los jugadores no tienen prisa alguna, pues el 90 por ciento cobra de noviembre 15 a abril 30, entonces aun tienen un lapso de tiempo amplio para presionar a los dueños.

Esta es la segunda vez que en el mismo año, dos ligas profesionales de los Estados Unidos no resuelven a tiempo sus diferencias laborales y entran en paro. Al 2011 de la NBA y la NFL, se le suma aquel 1994, cuando la NHL y MLB también se fueron a huelga, incluso cancelándose los play off del mejor baseball del mundo.  El último parón en el basquetbol estadounidense se dio en 1998-99, cuando la campaña se redujo a cincuenta partidos.

Mientras el asunto se resuelve, varios jugadores se han dedicado a impartir prácticas alrededor del mundo. Otros tantos han amenazado con jugar en ligas fuera de los Estados Unidos e incluso Kobe Bryant ya coqueteó con el basquetbol turco y recientemente se enfundó en la playera del Barcelona.

El que prefirió no salir del país y quedarse a echar una cascarita callejera, fue Kevin Durant. La estrella de Oklahoma Thunder  se dio una vuelta por Rucker Park, una cancha en los rumbos neoyorquinos de Harlem y que se caracteriza por su basquetbol de alto nivel pero rudo entre la gente del barrio.

Lo sobresaliente, es que Durant terminó el partidito con 56 puntos y demostró que se mantiene en forma para cuando jugadores y dueños se quiten sus moños y cedan y se reanude la actividad de la NBA. Con cuatro tiros de tres puntos en sus últimos cuatro intentos, Durant dejó en claro que el paro le hace los mandados. Si no lo creen, vean el siguiente video…

Comentarios