El suicidio de un astronauta

Con el fin de la era de los transbordadores, y el futuro incierto en los presupuestos de la NASA, no me extrañaría que este fuera el caso de unos cuantos astronautas.

Este discurso lo comparten Sara Philips, Neil Dacosta y Saskia Thomson, responsables de este proyecto, que de alguna forma representa una protesta ante la falta de interés de Obama por la exploración espacial.

Ellos retoman una declaración hecha por  Barack Obama en abril del 2010, que dice: “entiendo que algunos piensan que debemos regresar a la superficie de la luna, pero tengo que decir, sin rodeos, que ya hemos estado ahí antes”.

Una afrenta terrible para los fanáticos de 2001: A Space Odyssey, con la cual se sentirán muy identificados con la melancolía del Atlantis.

Comentarios