Caos y protestas en Londres

Ayer, sábado 6 de agosto, un grupo de manifestantes se reunieron frente a una estación de policía en Tottenham, Londres. El motivo de dicha protesta fue para exigir justicia por la muerte de Mark Duggan de 29 años. Duggan fue tiroteado el martes pasado por la policía durante un intento de arresto, pero se dice que antes de poderlo capturar, él le disparó a los uniformados.

La protesta comenzó como un movimiento pacífico a las cinco de la tarde en Londres, pero más tarde, noticias de la manifestación se difundieron por twitter y llegaron más personas, quienes comenzaron a tener problemas con la policía.

La policía esperaba a gente en las calles, pero no vieron venir esta reacción de la sociedad. Al poco tiempo que los nuevos manifestantes comenzaron con la violencia, las fuerzas de seguridad enviaron equipos antimotines y policía a caballo para controlar la situación

La violencia fue aumentando y un camión, un par de patrullas y edificos fueron incendiados en las protestas. Cerca de las ocho de la noche, los manifestantes comenzaron a robar y prender en fuego diferentes tiendas y edificios en Tottenham.

Lo que había iniciado como una manifestación pacífica terminó en una violenta movilización que mandó a 26 miembros de la policía al hospital y consiguió 42 arrestos.

Como verán en la siguiente galería (y un mapa de como pasó todo), los daños fueron considerables, pues toda la zona sufrió asaltos e incendios hasta esta mañana cuando todo se tranquilizó.

Por el otro lado, la familia de Duggan ha pedido disculpas, ya que el movimiento pacífico inicial de 120 personas nunca tuvo la intención de causar tanto caos en Londres.

Vía The Guardian, The Sun

Comentarios