“Juro respeto a las damas, veneración a las madres…”, las 53 reglas del narco

Vía: Proceso

El número más reciente de la edición impresa de la revista Proceso ofrece, en su articulo central, un interesante reportaje sobre el “Código de los Caballeros Templarios de Michoacán”, la organización criminal que se formara tras la desintegración de la Familia Michoacana, uno de los carteles más activos del sexenio, y que en su página 22 consigna el “juramento” de la orden:

 Juro respeto a las damas, veneración a las madres, protección a los niños y a los ancianos, asistencia a los enfermos y a los necesitados. Juro respetar la fe de otros y buscar mas la verdad que la gloria, el honor que los honores.

El código de los templarios se encuentra bellamente ilustrado con imagenes de caballeros medievales y según la agencia internacional AP, entre sus 53 articulos y mandamientos, se percibe la influencia de la Orden del Temple,  una de las más famosas órdenes militares cristianas y cuyo propósito era proteger las vidas de los cristianos que peregrinaron a Jerusalén tras su conquista.

Según la misma fuente, el código es parte de una campaña de reclutamiento que incluye distribución de playeras, dinero, flyers, joyas y panfletos en bares, tiendas, fondas, mercados y plazas públicas de Michoacan y que según informes de la PGR ha llevado a más de 1,200 hombres y mujeres a integrarse a la organización.

Acá les dejamos un extracto del código:

1.- Este código es obligatorio para todos los miembros que forman parte de la orden de los Caballeros Templarios de Michoacán.

2.- Los Caballeros Templarios de Michoacán nacen el 8 de marzo de 2011, su misión principal, es la de proteger a los habitantes y al territorio sagrado del Estado libre, soberano y laico de Michoacán.

3.- Para ingresar a esta orden, es necesario la aprobación del Consejo compuesto por los hermanos de mayor experiencia y criterio.

4.- Todo elemento que es aceptado para formar parte del grupo de los Caballeros Templarios de Michoacán, lo hace para toda la vida, no podrá abandonar la causa.

5.- Si, por desgracia yo traicionara a mi juramento, ruego ser ejecutado por la orden como un traidor.

6.- Donde hay debilidad allí el templario debe llevar su fuerza. Donde no hay voz allí el templario debe llevar la suya. Donde están los más pobres allí el templario debe distribuir su generosidad.