¿Sabes por qué la gente se niega ver cine de arte?

 

En un experimento llamado “El gorila invisible”, llevado a cabo por los psicólogos cognitivos Christopher Chavris y Daniel Simons, varios pacientes son puestos a prueba. Ante ellos se exhibe un video sobre un partido de tenis, y se les pide que cuenten el número de veces que se golpea a la pelota. Ellos lo hacen, siguen la pelota con rigurosidad; sin embargo, al momento en que a la mitad del video un hombre vestido de gorila cruza el campo de juego, ninguno de los pacientes lo nota. ¿Por qué?

La teoría de éstos dos psicólogos es la capacidad que tiene el cerebro de salirse de un patrón. Éstos pacientes, al estar enfocados en la pelota, dejan de considerar la existencia de algo fuera de éste patrón, por lo tanto no viendo al “gorila negro”.  El experimento nació tras su intriga en saber por qué hay más resistencia en ver cine de arte. La razón, según su experimento, es que a las personas quienes les es natural ver un cine “marcado”, lleno de patrones, les costará adaptarse a una narrativa diferente. Por lo tanto, personas que se alimenten de un cine de las más diversas narrativas, llegan a desarrollar capacidades cognitivas específicas.

El mundo cognitivo es donde llevamos toda nuestra información visual, fragmentos de la realidad, y lo comprendemos. Se entiende que, al tener un desarrollada habilidad cognitiva, logramos ser más críticos con los patrones. Esto se muestra en la crítica de cine; críticos que han pasado su vida viendo el más diverso cine pueden detectar rápidamente repeticiones en películas comerciales.

Los psicólogos recomiendan mostrar cine de arte a jóvenes, ya que si las capacidades cognitivas se desarrollan tan pronto, pueden mejorar en lo cognitivo al realizar actividades como: jugar ajedrez, al tomar fotografías, al leer, al apreciar pinturas, etc. A lo mejor así se tiene una mejor idea de por qué nos negamos a cambiar Transformers 3 por películas como The Tree of Life.

Estamos hablando de:

Arte Cine