Cine para autistas

Muchas veces las madres que tienen que llevar hijos autistas al cine se encuentran en una incómoda situación: los jóvenes, al momento de entrar en un lugar tan obscuro, junto con los efectos de sonidos y los personajes en pantalla, no logran retener su emoción, comentando todo lo que les llama la atención del filme y causando molestias entre el público asistente.

Las personas de las salas se quejan y, muchas veces, las familias con hijos autistas tienen que salirse a la mitad de la película por el descontento del resto del público. Esto ha llevado a serias críticas de parte de asociaciones que buscan respeto a jóvenes con éste padecimiento, y les ha orillado a crear Autism Friendly Films, un grupo que busca tener funciones especiales en los cines de Londres. Dichas presentaciones tendrían más luz en la sala, el sonido un poco más bajo y los que asistan podrán sentarse en donde quieran y hacer tanto sonido como les plazca (como cualquier cine en México).

Sin duda es un proyecto ambicioso. Apenas se ha iniciado en cierto cines en Londres y se planea ampliar hasta incluir obras de teatro y demás eventos públicos. Se dice que la sensibilidad de éstos jóvenes les permite apreciar ciertos detalles desapercibidos, como un chico inglés quien se asombraba en encontrar arañas en las cuevas de Indiana Jones and the Kingdom of the Cristal Skull.

Al parecer, ir al cine es una de las experiencias que más aprecian los jóvenes con autismo; sin duda, al crear proyectos como éste se les abre a puerta a un sector que tiene tanto derecho de ir al cine como el resto de la población. Esperemos algún día éste proyecto llegue a nuestro país.

Comentarios